El control de incorporación es aplicable a cualquier contrato en que se utilicen condiciones generales de la contratación

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, de 20 de abril de 2023. Recurso n.º 4297/2019. Ponente: Excmo. Sr. D. Juan María Díaz Fraile

El control de incorporación es aplicable a cualquier contrato en que se utilicen condiciones generales de la contratación, aunque el adherente no tenga la condición de consumidor (por todas, sentencia 12/2020, de 15 de enero), control que, en consecuencia, es procedente también en este caso en el que la cláusula controvertida tiene el carácter de condición general de contratación.

Fundamento jurídico destacado

“TERCERO.- Decisión de la sala. El control de incorporación de las condiciones generales de la contratación. Desestimación 1.- El control de incorporación es aplicable a cualquier contrato en que se utilicen condiciones generales de la contratación, aunque el adherente no tenga la condición de consumidor (por todas, sentencia 12/2020, de 15 de enero), control que, en consecuencia, es procedente también en este caso en el que la cláusula controvertida tiene el carácter de condición general de contratación. 2.- Como hemos declarado en las sentencias 241/2013, de 9 de mayo, y 314/2018, de 28 de mayo, el control de incorporación o inclusión es, fundamentalmente, un control de cognoscibilidad. Lo que requiere, en primer lugar, que el adherente haya tenido oportunidad real de conocer al tiempo de la celebración del contrato la existencia de la condición general controvertida y, en segundo lugar, que la misma tenga una redacción clara, concreta y sencilla, que permita una comprensión gramatical normal. En el caso de las denominadas cláusulas suelo, en principio y salvo prueba en contrario, su inclusión en la escritura pública y su lectura por el notario o, en su caso, por los contratantes ( arts. 25 de la Ley del Notariado y 193 del Reglamento Notarial) suele satisfacer ambos aspectos, puesto que su claridad semántica generalmente no ofrece duda. Es decir, respecto de esta modalidad concreta de condiciones generales de la contratación, en la práctica solamente no superarían el control de inclusión cuando se considere probado que el adherente no pudo tener conocimiento de su existencia (porque no se incluyó en la escritura pública, sino en un documento privado anexo que no se le entregó, o porque el notario no leyó la escritura, por poner dos ejemplos de casos que han sido resueltos recientemente por la sala). Como resumimos en la sentencia 314/2018, de 28 de mayo, y hemos reiterado en la 449/2022, de 31 de mayo, la cláusula supera el control de incorporación cuando los adherentes «tuvieron la posibilidad de conocerla, al estar incluida en la escritura pública, y es gramaticalmente comprensible, dada la sencillez de su redacción […] Por tanto, supera sin dificultad los umbrales de los arts. 5 y 7 LCGC». 3.- En este caso, como ya apreciamos en la sentencia 405/2021, de 15 de junio, al resolver un supuesto similar al de la litis, si la prestataria reconoció expresamente en la escritura de subrogación que conocía y aceptaba el clausulado de la escritura de constitución de la hipoteca que garantizaba el préstamo en el que se subrogaba, sin novación, difícilmente puede mantenerse que, cuando menos, no tuvo oportunidad de conocer la existencia de la cláusula suelo. Otra cosa es que pudiera ser más o menos consciente de su carga jurídica y económica, pero eso es control de transparencia, no de inclusión, y no cabe en un contrato entre profesionales. En consecuencia, desde el punto de vista de la cognoscibilidad a que hacíamos antes referencia, debemos confirmar la conclusión de la sentencia recurrida sobre la superación del control de incorporación, en los términos de los arts. 5 y 7 LCGC, puesto que la demandante tuvo posibilidad real y efectiva, con un mínimo de diligencia, de conocer la existencia de la cláusula suelo. A la misma conclusión y con mayor motivo debemos llegar en relación con la novación de la cláusula suelo pactada en la escritura de 23 de octubre de 2008, pues en este caso la cláusula aparece incorporada al texto del contrato y, como hemos señalado, en el caso de las denominadas cláusulas suelo, o sus novaciones, en principio y salvo prueba en contrario, su inclusión en la escritura pública y su lectura por el notario o, en su caso, por los contratantes ( arts. 25 de la Ley del Notariado y 193 del Reglamento Notarial) suele satisfacer ambos aspectos, puesto que su claridad semántica generalmente no ofrece duda. 4.- Razones por las cuales este primer motivo del recurso de casación debe ser desestimado

Para acceder al documento completo, pulsar aquí

Contenidos destacados

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

CONTENIDOS RELACIONADOS

Sentencia Tribunal Supremo 11/02/2020

Tribunal Supremo , 11-02-2020 , nº 48/2020, rec.2799/2018, Pte: Polo García, Susana ECLI: ES:TS:2020:386 ANTECEDENTES DE HECHO La Audiencia...

Pensión compensatoria: ¿cuándo procede limitarla hasta la liquidación de gananciales?

En proceso de divorcio la controversia se centra en la cuantía de la pensión compensatoria, si procede limitarla temporalmente, y dónde fijar dicho límite temporal

Sentencia Tribunal Supremo 1 08/07/2019

Tribunal Supremo 1, 8-07-2019 , nº 404/2019, rec.860/2017, Procedimiento: Pte: Baena Ruiz, Eduardo ECLI: ES:TS:2019:2242 ANTECEDENTES DE HECHO Tramitación en...

El Supremo actualiza el régimen jurídico aplicable en la liquidación de...

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, de 25 de...