Abogacía de oficio: una historia de lucha y reivindicación

Este jueves la abogacía de oficio de todo el país sale en defensa de su profesión en una movilización que bien podría parecer un hito sin precedentes en la historia del Turno de Oficio en sus más de 400 años de historia. Y es que el Turno ya estaba reconocido en las ordenanzas fundacionales del Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM), en 1596, bajo lo que entonces se denominaba “patrocinio de pobres”. Ese patrocinio reconocía la asignación gratuita de un abogado para aquellas personas que no pudieran hacer frente a sus costes. “Esta idea, con las evoluciones del lenguaje de cada momento, se fue reflejando en todos los estatutos posteriores”, según apuntan desde el Servicio de Biblioteca del Colegio.

Sin embargo, la protesta de este jueves sí que tiene precedentes. Los profesionales de la abogacía de oficio han tenido que salir en incontables ocasiones a reivindicar la importancia de la asistencia jurídica gratuita, siempre bajo la premisa de velar por el derecho de defensa y el acceso a la justicia a la que toda persona, sin importar su condición, debe tener acceso. De hecho, ya en 1902, en la que puede considerarse una de las primeras protestas de este colectivo, los abogados de oficio se quejaban por considerar que recibían unas retribuciones muy bajas. Un episodio que parece casi un claro paralelismo con la propia movilización de este jueves y con una de las reivindicaciones más fervientes del colectivo. Lo que hoy llaman la “revisión de baremos”.

En aquel año, 1902, un comité, que fijaba las cuantías que deberían pagar los abogados como tributo en base a sus ingresos, propuso eliminar directamente el Turno de Oficio y que esa labor se distribuyera entre todos los profesionales de la Abogacía. Ante esta propuesta, la entonces Junta de Gobierno del ICAM, presidida por Canalejas, realizó una consulta entre sus colegiados. El resultado fue claro: mantener el Turno de Oficio para que este fuera ejercido por vocación y no por obligación. Además, los profesionales de oficio exigieron ser tenidos en cuenta a la hora de decidir las cuantías del impuesto que deberían pagar.

“Esa es, por tanto, la primera protesta organizada, aunque a años luz de las últimas, para que la abogacía de oficio fuera económicamente sostenible”, explican desde el Servicio de Biblioteca del Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid.

A esa primera gran protesta de los profesionales del Turno le siguen más episodios reivindicativos. Entre 1987 y 1988 se produjo una huelga de los abogados de oficio, cuyo nombre técnico era “suspensiones de prestación de servicio”, impulsada por los Colegios de la Abogacía de Oviedo, Córdoba, Gijón, Granada, Murcia y Cartagena, ante el descontento por las bajas cuantías que ingresaban los abogados de oficio por su asistencia letrada, como explica Rosa Collado en el libro Historia de la Abogacía española.

Aunque las resoluciones dictadas tras esos paros no dieron la razón al colectivo de la abogacía de oficio ante sus demandas, en 1990 y 1992 se repetían episodios idénticos a estas huelgas.

Episodios similares volverían a ocurrir años después, en 2011, 2014 y 2015, cuando los abogados del Turno de Oficio dejaron de prestar servicio exigiendo un incremento en las compensaciones recibidas por la asistencia prestada a los justiciables.

Ahora, ocho años después de la última protesta, el Turno de Oficio continúa prácticamente con las mismas reivindicaciones. Las mismas también que hace más de 120 años cuando, por primera vez, protestaban por sus condiciones.

Y es que el español tiene más de 170.000 adjetivos, pero uno de ellos quizá case a la perfección con el espíritu y la historia del Turno de Oficio: reivindicativo.

Fuente: Biblioteca ICAM

Contenidos destacados

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

CONTENIDOS RELACIONADOS

El ICAM homenajea a Lola Conde, una abogada con vocación de...

Se quedó pequeño el espacio de la Biblioteca del ICAM para rendir sincero y justo homenaje a Lola Conde, directora de la asesoría jurídica corporativa del Banco de Santander, fallecida el pasado 27 de octubre tras una enfermedad. A la llamada del Colegio respondieron cerca de un centenar de abogadas y abogados vinculados a la entidad financiera y a la abogacía de los negocios.

La reforma de las costas en la vía contenciosa preocupa a...

Una regulación ambigua en el RD Ley 6/2023 ha puesto en alerta a los abogados expertos en litigar contra la Administración

¿Funcionan los planes de reestructuración? Esto es lo que opinan los...

El IV Congreso Nacional de Derecho Bancario, organizado por el ICAM, abordó esta problemática como uno de los temas clave de este evento.

Algunos retos de eficiencia para una nueva regulación procesal

Con la abrupta finalización de la XIV Legislatura quedó en el...