El ICAM estrena una sección de Protección de Datos y Big Data con los principales expertos en el sector

Bajo la copresidencia de los abogados Javier Puyol y Rodrigo González, tendrá el apoyo de un Consejo Asesor integrado por reconocidos especialistas en la materia

Javier Escolano
Javier Escolano
Periodista jurídico

En el marco del Día Europeo de la Protección de Datos, el salón de actos del ICAM abría sus puertas esta semana para la puesta de largo de su nueva sección dedicada a esta materia y al Big Data, copresidida por los abogados Javier Puyol y Rodrigo González.

Al acto, que contó con las intervenciones de Mar España, directora de la AEPD y Ofelia Tejerina, presidenta de la Asociación de Internautas, acudieron numerosos juristas vinculados al mundo tecnológico, como la fiscal de Sala de Criminalidad informática, Elvira Tejada, o el Director Legal para España y Portugal de Microsoft, Asier Crespo.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Mabel Klimt, diputada de la Junta de Gobierno del ICAM responsable del área de Tecnología, Innovación y Cultura. En su intervención subrayó la evolución de la protección de datos, materia que ha pasado de tener un espacio reducido a nivel de medios a ser “un elemento transversal que preocupa a empresas y particulares. También se habla de la economía del dato como elemento de actualidad”.

Para esta jurista “está plenamente justificada la puesta en marcha en nuestra entidad colegial de esta sección, donde junto a los temas relacionados con los datos también se abordarán asuntos relacionados con la ciberseguridad, big data o suplantaciones de identidad, o los datos no personales que ahora si están regulados, entre otras cuestiones que preocupan tanto a los expertos como a los propios ciudadanos”.

Mabel Klimt, diputada de la Junta de Gobierno del ICAM responsable del área de Tecnología, Innovación y Cultura


Líneas básicas de actuación

A continuación, los copresidentes avanzaron las líneas maestras de su propuesta para esta nueva sección. “En primer lugar, crearemos una certificación de protección de datos de perfil bajo que acredite los conocimientos de ese profesional en esa materia”, anunció Javier Puyol, quien también recordó “que la sección estaba abierta a cualquier sugerencia de los abogados inscritos en la misma”.

Otra propuesta que resaltó es “estrechar la relación entre las editoriales jurídicas y los miembros de la sección para que reciban en condiciones ventosas material bibliográfico sobre esta materia de protección de datos y big data”.

Puyol también señaló que “junto con el acuerdo que suscribiremos con la AEPD hay que firmar otro con las asociaciones profesionales vinculadas con la materia, a los efectos de que haya una mayor interrelación para poder compartir comportamiento entre todos los profesionales”.

Al mismo tiempo recordó que “la idea es que tengamos acceso a software y a herramientas tecnológicas. Tienen que ser elementos divulgativos entre los fabricantes de software y los expertos en protección de datos. Creemos que puede ser una iniciativa interesante para los profesionales de la abogacía”.

Por su parte, Rodrigo González señaló que “arrancaremos este primer año con una temática única, como es la IA o el uso de las herramientas de IA desde el punto de vista de protección de datos, así podremos hablar de los neuroderechos, de los patrones adictivos o de las evaluaciones de impacto, con un formato donde alternaremos las conferencias magistrales junto a la impartición de talleres”.

Al mismo tiempo recordó “que quizás sea necesario recopilar una serie de documentos que circulan por Internet y que estén al alcance nuestro. Se trata de documentos que san fiables para incluirlos en un posible repositorio.”

Otra iniciativa que se pondrá en marcha tiene que ver con que “la sección sea un centro de cooperación con otras instituciones y particularmente es interesante la interacción que se pueda hacer con la Red Iberoamericana de Protección de Datos. Que ese modelo nos ayude a crear a medio plazo una red colegial en Iberoamérica de colegios y expertos en esta materia”.

Mar España, Javier Puyol, Rodrigo González y Ofelia Tejerina

La privacidad y la AEPD

La intervención de Mar España sirvió para sintetizar algunas de las cuestiones de la nueva Estrategia global de la AEPD sobre menores, salud digital y privacidad Digital y de Salud, presentada esa misma mañana en la sede de la CNMC en presencia del presidente del Gobierno. “Es importante que los abogados lideren todo lo relacionado con el impacto de la tecnología y el big data. Desde aquí creo que es importante abrir un canal de comunicación entre la AEPD y el ICAM donde se pueda establecer una colaboración fluida. Cuando llegué a la Agencia pusimos en marcha una Unidad del Menor y otra de Innovación Tecnológica. Por los acontecimientos parece que hemos acertado”, señaló.

A este respecto comentó el incremento de los delitos sexuales entre menores en un 116%, según datos de la Fiscalía. “Esto hace que muchos jóvenes que consumen ese porno se convierten en depredadores sexuales. Según algún estudio, el año en que se entrega el primer móvil al menor, sobre los nueve años, es el momento en el que acaba viendo porno”.

En este contexto recordó que “eso hace que tenga impacto en la salud mental, psicofísica y sexual [de los menores]. Las tasas de depresión y ansiedad son elevadas y también afecta al llamado neurodesarrollo. En este contexto parece lógico llegar a un Pacto de Estado para la protección digital de los menores donde los políticos se unan a la sociedad civil”.

Respecto al desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) recordó que “ya se conoce el documento final por una filtración y habrá que ver cómo funciona el regulador AESIA creado para regular dicha actividad en nuestro país. El compromiso de la AEPD es el de estudiar los algoritmos, los patrones adictivos y los patrones oscuros. Al mismo tiempo hay que destacar que las evaluaciones de impacto de IA son diferentes a las de protección de datos. Desde aquí recomiendo que puedan consultar las guías que la AEPD ha creado en materia de IA”.

Asignaturas pendientes

En su intervención, Ofelia Tejerina, abogada y Doctora en Derecho Constitucional por la Universidad Complutense de Madrid, apuntó algunas otras ideas para que esta nueva sección del ICAM sea operativa: “llevo años peleándome para que las facultades tengan una asignatura como ésta, pero no lo he logrado hasta ahora. No hay manera por el momento”.

También indicó que tanto la libertad informática como “otro término que me ha acompañado profesionalmente, el de ciudadano de cristal, en relación a la relación que mantenemos con los poderes públicos y el control que tienen sobre lo que hacemos, siguen estando en auge”.

Para esta jurista es fundamental “conocer bien la protección de datos, para nuestro propio trabajo y en algunos casos para dar servicio a otros despachos o empresas que necesitan asesoramiento. Al mismo tiempo será clave mantener relaciones estrechas con las universidades. También será bueno profundizar la relación existente entre los delegados de Protección de Datos y los propios CISOS”.

También cree que “será necesario abordar el cambio de las cookies que hay ahora, así como con las aplicaciones de control y otras medidas que habrá que estudiar. Al final los abogados detectamos los riesgos que hay en las organizaciones y cómo los podemos resolver. Otro tema importante es la biometría y la identidad digital, otro asunto importante de calado. Estamos hablando de datos sensibles desde el RGPD, sin embargo el uso se ha generalizado en aeropuertos y otras empresas”.

Un Consejo Asesor de nivel

Los copresidentes de la sección de Protección de Datos del ICAM posan con los integrantes de su Consejo Asesor

También asistieron a la jornada los miembros del Comité Asesor de esta sección, del que forma parte Ricard Martinez, Doctor en Derecho Constitucional y profesional vinculado a la presidencia de APEP durante muchos años, con experiencia a nivel europeo en materia de salud y big data en los tratamientos de cáncer. A su juicio “los juristas serán sobre todo digitales en un futuro inmediato y son claves en las organizaciones”.

Otro miembro del comité asesor es Daniel Choliz del Junco, abogado con larga trayectoria en protección de datos y profesor en el CEU y Universidad de Navarra. “Los abogados tenemos el papel de ayudar a las empresas en el cumplimiento de las normas. No siempre las pymes saben cómo abordar una política de protección de datos. Es fundamental que los abogados debatamos entre nosotros sobre estas cuestiones no siempre claras”, declarço.

En su turno de palabra, Carlos Alonso Martínez, abogado director de relaciones institucionales y jurídico del Grupo Equifax para España y Portugal (autor de la cuestión prejudicial que se presento en el TJUE como consecuencia del recurso que se planteó en el Supremo sobre el Reglamento de Protección de Datos), apuntó que “los ficheros siguen planteando cuestiones tanto a responsables como a ciudadanos, sigue sin ser pacífica”.

Por su parte, Vicente Moret, abogado experto en ciberseguridad, docente en distintas universidades como el Instituto de Empresa y Letrado en Cortes, subrayó que “a los jóvenes les digo que se especialicen en esta materia, que hay mucho trabajo. Quien conozca de estas actividades tecnológicas le irá muy bien a nivel profesional en este entorno global donde la tecnología va por delante del derecho”.

Javier Escolano
Javier Escolano
Periodista jurídico

Contenidos destacados

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

CONTENIDOS RELACIONADOS

De la congregación gremial a la abogacía 4.0: 425 años impulsando...

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid se fundó oficialmente el...

Desacertada técnica legislativa en materia de memoria histórica

La reciente publicación del Real Decreto-ley 10/2018, (BOE 25 de agosto),...

Un año después de su relanzamiento, la Corte de Arbitraje del...

José Ignacio Monedero, presidente de la institución como diputado de la Junta de Gobierno del Colegio, se muestra satisfecho de los hitos conseguidos hasta el momento

El imprescindible estatuto de la persona desaparecida

Por los desaparecidos, por sus familias y amigos, por un país más justo y solidario, todo esfuerzo merece la pena: sin duda.