La onda expansiva de inmigrantes que llegan a Barajas pone a prueba el Turno de Oficio de Extranjería del ICAM

Solo durante el mes de enero de este año se resolvieron 777 asistencias, con una media de diez guardias diarias

Javier Escolano
Javier Escolano
Periodista jurídico

Los letrados del Colegio de la Abogacía de Madrid adscritos al Turno de Oficio de Extranjería y Protección Internacional han visto incrementada su actividad en los últimos dos meses. El repunte se inició en diciembre y la eclosión fue en enero con 777 asistencias.

Junto al problema de las pateras en Canarias, que no ha cesado en los últimos meses, se ha focalizado otro en el aeropuerto de Barajas con la llegada indiscriminada de personas demandantes de asilo, procedentes principalmente de países africanos.

Entidades como Cruz Roja y el Sindicato Unificado de Policía han denunciado la situación en Barajas por el hacinamiento existente en esas dependencias fruto del incremento de peticiones recibidas. Eso ha hecho que recientemente se haya comenzado a pedir visado de tránsito a aquellos inmigrantes que vengan de Kenia y Senegal

Diana Casares es la responsable de Delegaciones y del Área de Extranjería del ICAM, que está compuesta por diferentes departamentos. Se trata de buscar sinergias entre todos los responsables en este equipo de trabajo. “Mi labor, en colaboración con Emilio Ramírez, diputado de la Junta responsable del Servicio de Extranjería, es la de representación ante las administraciones para ver aquellos puntos en los que debemos de incidir para trabajar en pro de la abogacía madrileña en materia de extranjería”.

Diana Casares y Emilio Ramírez


Casares recuerda que ante las peticiones de las autoridades españolas se han hecho las gestiones adecuadas para poder dar ese servicio jurídico a todos estos demandantes de asilo: “nosotros hemos prestado el apoyo desde el Turno de Extranjería, si nos pedían antes 1 o dos compañeros, en estos últimos meses ha habido días que hemos mandado a diez letrados en el turno de guardia para darles ese soporte específico”:

Por el momento parece que ya se ha llegado al tope de solicitudes: “habrá que ver en las próximas semanas de acuerdo con las medidas que adoptó al Gobierno cómo afectan a nivel administrativo y a esos ciudadanos. En estos momentos se les obliga a que tengan visados de tránsito, como son los casos de los ciudadanos procedentes de Senegal y Kenia”.

Este asesoramiento jurídico pone a prueba la capacidad y formación de los abogados de este Turno de Oficio de Extranjería: “son profesionales que conocen bien las leyes y en este tipo de situaciones tan complicadas aparece apoyado su trabajo por el intérprete correspondiente. De esta forma se cumplen todas las garantías del proceso. La solicitud de justicia gratuita es por vía administrativa en estos casos, como paso previo al asilo donde el abogado le explica la situación en la que se encuentra”, indica Casares.

Repunte importante en enero

Juan Manuel Mayllo, diputado responsable del Turno de Oficio y abogado adscrito hace muchos años a extranjería, recuerda que en enero se han hecho 777 asistencias, realizadas por un total de 155 abogados, 5 asistencias cada uno. En todo el año anterior el servicio cubrió a 423 solicitantes de asilo que así lo reclamaron. “Los inmigrantes no solo llegan en patera, ahora pueden entrar en Barajas”.


Este jurista recuerda que ya en diciembre empezó el repunte, “hubo 235 asistencias, más del 50% de las realizadas ese año. Cada asistencia es por solicitante. En una situación como la actual no se han rechazado demasiadas, se han hecho permisos excepcionales a familias con niños. Los números en febrero son altos, de 10 a 15 asistencias diarias, cuando en febrero del año pasado no tuvimos ninguna”.

Habitualmente, hasta que no les comunican la resolución están en Barajas a la espera. “La eclosión de ciudadanos keniatas, senegaleses y magrebíes ha sido notable. Vienen en aviones que van habitualmente a países sudamericanos y que hacen tránsito en Madrid, como no les piden ese visado de tránsito, antes de subir al otro avión, piden asilo. Hay una primera entrevista que se hace con el funcionario policial, el abogado y el intérprete. La administración contesta en 72 horas. Si se admite, entran y luego la administración resuelve en un tiempo de entre 6 y 8 meses, mientras tanto tienen la tarjeta de que están en protección internacional, lo que les permite incluso trabajar mientras resuelven el expediente”.

En el caso de que se deniegue el asilo “hay que hacer el reexamen, eso ya lo hace el letrado con el solicitante, haciendo hincapié en los puntos más importantes para lograr ese asilo y resuelven en 72 horas. Generalmente en el reexamen no cambian de opinión y se deniega. En ese caso no entran en el país. Ahora de las cinco asistencias, dos o tres entraban en la primera y los otros quedaban para el reexamen”.

Necesidad de formación

Los abogados adscritos a este Turno de Extranjería deben reunir varias condiciones, como estar datos de alta en el turno contencioso administrativo y haber realizado un curso de extranjería y protección internacional, además de contar con un mínimo de cinco años de colegiación.

El reto para el Departamento de extranjería del ICAM ha sido importante. “Cuando organizamos el turno de guardia para el año siguiente se hace en noviembre, para asilo y protección internacional habitualmente lo cubríamos con un 1 abogado al dia, este año en enero hemos tenido que buscar a 10 letrados, que al no estar en previsiones hemos tenido que buscar a esos profesionales que pudieran asumir estos asuntos. Al final lo hemos conseguido”, apunta Mayllo.

A estos abogados del ICAM hay que añadir que CEAR tiene destacados también unos cuatro abogados que hacen asilo, de ahí que el número total de expedientes tramitados en enero haya rebasado los 900, según datos del Ministerio del Interior. “En febrero está bajando la convocatoria de letrados. Cada uno hace cinco solicitudes diarias”.

El servicio que prestan abarca desde el asesoramiento legal en temas de asilo, otras por causas económicas, que no entran dentro de la protección internacional. “Les explicamos lo que vamos a hacer. Hay algunos de estos asuntos, como las denegaciones de asilo, que acaban en la Audiencia Nacional. Su decisión es lenta porque su aea contenciosa está colapsada, tanto de temas de asilo, como denegaciones de nacionalidad por silencio administrativo donde también interponemos los recursos”.

Este jurista nos recuerda que el grueso de temas de extranjería se lleva en Canarias, Madrid, Ceuta y Melilla y en parte de Andalucía. “Todas las denegaciones de asilo llegan a la Audiencia Nacional y las gestiona el Colegio de la Abogacia de Madrid. Sobre los asuntos de extranjería habitual son asuntos de detenciones de la policía a los que abre expediente de expulsión. Esta situación se da en toda España. Estas personas quedan detenidas y necesitan un letrado que les asesore”.

El destino de estas personas puede acabar en un centro de internamiento o CIE. “En ese caso pasan a disposición judicial y el juez de instrucción decide si se interna o no. En el resto de los casos piden abogados, nosotros vamos allí, les leen sus derechos y notifican expediente y les dejan en libertad. Nosotros, en el caso del procedimiento preferente tenemos 48 horas para interponer acciones, y si es ordinario, más raro, 15 días. Por su parte, la administración tiene 6 meses para la resolución, que puede recurrirse a los juzgados centrales”.

Al mismo tiempo, los abogados del Turno de Oficio de extranjería “nos encargamos de las denegaciones de permiso, temas familiares, renovaciones de permisos… En este Turno tenemos dos guardias diferenciadas, la que es sobre asilo y otra para los casos de detenciones por estar irregular en el país y en que les abren expediente de expulsión. En el caso de que hayan cometido un delito, hay que enviar dos letrados, uno para el asunto penal y otro para el de extranjería”.

En cuanto a los pagos por este servicio, “el asilo es competencia del Ministerio de Justicia. Ahí se pagan 145 euros por guardia, las de extranjería le corresponde a la Comunidad de Madrid y suponen 220 euro brutos. Son guardias de 24 horas que empiezan a las 10 de la noche, donde cada abogado realiza sus cinco asistencias. Si se pide internamiento, al día siguiente el abogado debe ir a la vista con el juez, con lo cual se extiende la guardia a 48 horas”; indica Mayllo.

Al mismo tiempo, recuerda que hay una tercera guardia, “también en Barajas, que es la de rechazos. Son los que vienen a España, a veces como turista o en otras condiciones, y se les para en nuestro país porque a criterio de la policía no cumplen los requisitos. Habitualmente hay cuatro o cinco letrados diarios de este Turno de Extranjería que realizan unas dieciséis asistencias diarias, todo depende de la temporada en la que viene más gente”.

Ahora lo de asilo están en una sala aparte. Se puede presentar un recurso de alzada contra la resolución policial o pedir unas medidas cautelarísimas en los juzgados de lo contencioso. Si no están abiertos en fin de semana, decide el juzgado de guardia de instrucción penal, que puede dictar una resolución para la policía en el caso de que puedan entrar”.

En definitiva, la coordinación del área de Extranjería del ICAM, a través de sus diversos departamentos ha respondido con creces a la situación generada de expansión de la llegada de inmigrantes de países de nuestro entorno. Ahora se espera que el Gobierno establezca una normativa que ayude a controlar este fenómeno y a dotar de más medios a los profesionales vinculados con la Extranjería y Protección Internacional.

Javier Escolano
Javier Escolano
Periodista jurídico

Contenidos destacados

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

CONTENIDOS RELACIONADOS

Abogacía de oficio: una historia de lucha y reivindicación

Los profesionales de la abogacía de oficio han tenido que salir en incontables ocasiones a reivindicar la importancia de la asistencia jurídica gratuita, siempre bajo la premisa de velar por el derecho de defensa y el acceso a la justicia a la que toda persona, sin importar su condición, debe tener acceso. De hecho, ya en 1902, en la que puede considerarse una de las primeras protestas de este colectivo, los abogados de oficio se quejaban por considerar que recibían unas retribuciones muy bajas.

El ICAM estrena una sección de Protección de Datos y Big...

En el marco del Día Europeo de la Protección de Datos,...

Abogados de oficio atrapados en la defensa de personas jurídicas: “trabajamos...

El Ministerio de Justicia lleva cinco años sin abonar las designaciones de oficio para defender a personas jurídicas, tal y como ha denunciado el decano del ICAM en una misiva al ministro Bolaños

Dos años después de la invasión de Ucrania por Rusia, el...

A lo largo de estos veinticuatro meses los abogados madrileños han...