La banca española, ejemplo a la hora de financiar y desarrollar proyectos sostenibles en Europa

Expertos de entidades públicas y privadas debatieron en el Congreso de Derecho Bancario sobre los criterios ESG en el sector financiero

Javier Escolano
Javier Escolano
Periodista jurídico

Las finanzas sostenibles son uno de los pilares del nuevo paradigma sobre el que se asienta el sector financiero. Así lo reconocían recientemente los participantes en el IV Congreso de Derecho Bancario del ICAM, en cuyas conclusiones se subrayaba además la creciente importancia de los criterios de sostenibilidad y la implicación de las entidades de crédito en la lucha contra el cambio climático.

Bajo el título «ESG, banca responsable y tendencias sector bancario», una de las sesiones del encuentro se dedicó al análisis de cuestiones como qué es la banca responsable, qué proyectos está desarrollando el Banco del Clima, qué criterios sigue el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa para financiar proyectos, cuáles son los objetivos del FINRESP y cuáles son las nuevas oportunidades de especialización que este nuevo campo abre a la abogacía.

Moderada por Cristina Freijanes, Secretaria General de UNACC, la mesa redonda contó con las intervenciones de Juan Carlos Delrieu, Director de Sostenibilidad de la Asociación Española de Banca; Tony Fernández, Chief Counsel y Jefe de Operaciones del Banco Europeo de Desarrollo en Europa; Carolina Vento, Jefa de Mandatos Descentralizados y Asistencia Técnica en el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Junto a ellos estuvieron Pedro Giner, Director de Asesoría Jurídica en CECA; Alicia Muñoz, Vicesecretaria del Consejo de Santander España y Directora de Gobierno, Regulación y Asesoría de Banca Comercial; y Juan Antonio Ureña, Cátedra Jean Monnet en Derecho Bancario Europeo de la Universidad de Valencia.

Los ponentes abordaron el fenómeno de la llamada banca sostenible desde distintos puntos de vista. Para el profesor Ureña, hablar de banca responsable supone “ir al concepto de banca sostenible en lugar de banca ética. Eso supone hablar del cambio climático, de la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible y del acuerdo de París de 2015. En este contexto, la Comisión Europea ha señalado que el cambio climático supone una transformación del sistema productivo que implica retos y oportunidades. En este contexto, las entidades de crédito juegan un papel clave”.

Juan Antonio Ureña, Cátedra Jean Monnet en Derecho Bancario Europeo de la Universidad de Valencia



Al mismo tiempo, recordó que en 2016 la Comisión Europea creó el Grupo de Alto Nivel de Finanzas Sostenibles para ahondar en la sostenibilidad. En 2018, siguiendo las recomendaciones de dicho Grupo, se aprobó el Plan de Acción para las Finanzas Sostenibles, que las define como aquellos procesos inversores que tienen en cuenta las cuestiones medioambientales y sociales. En este contexto, conviene releer la sentencia del TJUE del 6 de julio de 2023 en relación con el Banco Europeo de Inversiones. Ahora se habla de principios y deberes cuyo incumplimiento puede generar una sanción a la entidad”.

Por su parte, Carolina Vento, Jefa de Mandatos Descentralizados y Asistencia Técnica en el Banco Europeo de Inversiones (BEI), explicó la actividad del Banco Europeo de Inversiones: “El papel de los bancos europeos es fundamental en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible. El BEI ha apostado por este desarrollo sostenible siendo uno de los líderes en la financiación contra el cambio climático y la sostenibilidad medioambiental. Nuestro objetivo es impulsar la transición verde digital, la competitividad, la innovación y promover el desarrollo sostenible en todas nuestras actividades”.

Juan Antonio Ureña, Cátedra Jean Monnet en Derecho Bancario Europeo de la Universidad de Valencia


Al mismo tiempo, comentó que el “BEI, como banco del clima, ha movilizado un trillón en proyectos de sostenibilidad, dedicando un 50% de esos proyectos al clima. El año pasado, el BEI financió en sostenibilidad y clima 44.3 billones de euros en temas medioambientales, un 60% de nuestros fondos propios. Desde nuestra entidad canalizamos proyectos de fondos europeos a través de mandatos como son los de nueva generación o los fondos de cohesión en regiones que sufren por el cambio climático”.

Sobre la concesión de esos fondos, Vento recordó que no se trata solo del proyecto que se estudia, sino que esas empresas tienen un plan hacia la descarbonización que incrementa su resiliencia climática. De hecho, España es uno de los tres países de la UE que recibe más fondos del BEI. Por segundo año, para esos proyectos se gestionó una financiación de alrededor de 6.800 millones de euros, de un total de 11.400 millones invertidos en el país.
“Esto supone el 60% de los fondos invertidos en España, contribuyendo a que nuestro país se sitúe como un líder en proyectos renovables. Sobre las pymes, hemos financiado proyectos de unas 109.000 compañías sobre transición ecológica”, comentó.

En cuanto a la financiación de proyectos de impacto social, Tony Fernández, Chief Counsel y Jefe de Operaciones del Banco Europeo de Desarrollo en Europa, explicó la actividad de este organismo: “Como banco multilateral como el BEI, con sede en París, que ya desde 1956 en su mandato original estaba la financiación de proyectos e infraestructuras sociales. España es el cuarto accionista por suscripción de capital, lo que hace que muchos proyectos de nuestra entidad se desarrollen en sus CCAA en colaboración con bancos como BBVA, Santander o Microbank, la filial de CaixaBank para microcréditos”.

Juan Antonio Ureña, Cátedra Jean Monnet en Derecho Bancario Europeo de la Universidad de Valencia


Respecto a esas inversiones sociales, “ya en nuestros estatutos de los años cincuenta se hablaba de que uno de nuestros objetivos era resolver los problemas sociales de los estados que plantea la presencia de refugiados y desplazados por conflictos bélicos o por catástrofes naturales o ecológicas. Curiosamente, el mandato está de actualidad por tantas personas desplazadas y los fenómenos climáticos que surgen con más frecuencia. Así, los proyectos son de generación de empleo, alojar a estas personas o realizar infraestructuras sociales”.

Sobre la elección de estos proyectos por esta entidad, indicó que tenían que darse una serie de ejes transversales: “En primer lugar, el concepto de vulnerabilidad; se trata de proyectos con personas o regiones en esa situación para incrementar el bienestar de estas personas o grupos de población logrando así una mayor cohesión social. En segundo lugar, tiene que contar con connotaciones relacionadas con el cambio climático. La reciente sentencia del TEDH sobre un grupo de mujeres y el cambio climático así lo avala. Al mismo tiempo, los proyectos deben contar con un eje de igualdad de género y en algunos casos se abren a la digitalización, sobre todo en infraestructuras”.

Referentes en sostenibilidad

En su intervención, Pedro Giner, Director de Asesoría Jurídica en CECA, abordó una iniciativa española que es el Centro de Finanzas Sostenibles donde esta presente toda la industria financiera: “La iniciativa es de 2019 y quiere materializar los retos del sector financiero a nivel ESG en toda la economía y sociedad del país. Formamos parte de la red de Centros Financieros de Sostenibilidad de la ONU, un proyecto global que quiere acelerar la expansión de las finanzas sostenibles transformando los mercados financieros. En esa entidad están presentes las principales asociaciones financieras españolas”.

Pedro Giner, Director de Asesoría Jurídica en CECA

A juicio de este experto, “este Centro quiere generar un punto de encuentro y debate que permita que usuarios y grupos de interés en la industria financiera desarrollen todas esas dinámicas en el ámbito ESG para poder llegar a esa transformación que se nos está exigiendo en estos momentos. A través de nuestra web damos información y legislación de este entorno ESG, que no deja de tener cierta complejidad. Nuestros objetivos estratégicos se basan en aumentar la concienciación de los agentes económicos, mejorar la capacidad de las pymes para avanzar en la sostenibilidad social y medioambiental, promover fórmulas innovadoras que promuevan la sostenibilidad medioambiental y, sobre todo, identificar las buenas prácticas financieras que inspirarán las finanzas del futuro. Contamos con un catálogo que recoge todas las propuestas de los agentes financieros sobre esta cuestión y al mismo tiempo estamos ultimando un catálogo de proveedores de servicios sostenibles que ayude a las empresas, sobre todo pymes, para que identifiquen sus necesidades en esta materia”.

Por su parte, Alicia Muñoz, Vicesecretaria del Consejo de Santander España y Directora de Gobierno, Regulación y Asesoría de Banca Comercial, cree que “es el momento de hacer una pausa en la normativa regulatoria para ver luego cómo continuamos. Pese a este escenario regulatorio tan intenso, hay una oportunidad clara. Al mismo tiempo, el papel de los reguladores en estos momentos es intenso. El Banco Central Europeo señala que los riesgos físicos o de catástrofes pueden influir en las garantías que ofrecen las entidades los préstamos”.

Alicia Muñoz, Vicesecretaria del Consejo de Santander España y Directora de Gobierno, Regulación y Asesoría de Banca Comercial


Desde su punto de vista, “para todas las entidades tiene un impacto importante los estándares europeos de sostenibilidad, la propuesta de directiva de diligencia debida, las taxonomías antes citadas y en España la importancia del cambio climático. Nosotros como entidad financiera debemos acompañar a nuestros clientes a una economía baja en carbono desde el asesoramiento que les damos y el diseño de algunas herramientas. La oportunidad que hay es sobre hipotecas verdes, financiación de vehículos eléctricos, rentig pero a la vez estamos desarrollando herramientas para que nuestros clientes midan el impacto de su huella para hacer un análisis de sus aspectos sociales y de gobernanza. Los clientes andan perdidos tanto a nivel regulatorio como donde encuentran esas oportunidades.

Papel clave abogados en sostenibilidad

Ahora se ve la sostenibilidad más como un riesgo que como una oportunidad, dicha sostenibilidad debe contar con un marco jurídico transversal. No hay de momento una especialidad jurídica propia realmente. Los abogados debemos estar bien formados para atender las demandas sobre ESG que han crecido en un 25%. Sobre la gobernanza, Muñoz cree “que los bancos podemos ser un referente para nuestros clientes en esta materia que forma parte de los criterios ESG”.

Juan Carlos Delrieu, Director de Sostenibilidad de la Asociación Española de Banca, explicó en su turno de palabra que están haciendo las entidades bancarias para acompañar a sus clientes: “En la última COP 28 celebrada en los Emiratos Árabes se comprometieron muchos países de todo el mundo a multiplicar por tres los niveles de energía renovable y por dos los niveles de eficiencia energética de aquí al año 2030. Los bancos españoles alinean sus inversiones desde este tipo de cumplimiento de Emiratos Árabes desde varios enfoques. Al mismo tiempo se requieren notables inversiones en tecnología y en innovación. Para lograr esto, desde las entidades financieras indicamos que hace falta, en primer lugar, una transición energética con proyectos con sentido económico y al mismo tiempo canalizar esa inversión de forma eficaz el coste para el sector financiero, para empresas y ciudadanos debe ser reducido. Y esto requiere un marco legal estable y predecible para buscar un equilibrio entre el negocio y la estabilidad del sistema financiero.

Juan Carlos Delrieu, Director de Sostenibilidad de la Asociación Española de Banca,


Este experto indicó que los bancos españoles están impulsando la renovación en energías renovables; junto a ello estamos promoviendo esa transición energética en empresas comprometidas pero con enormes dificultades para su transición porque carecen de tecnologías probadas a escala. Esto implica que el papel de los bancos debe ser de acompañamiento y de financiación cuando esos planes de transición que nos planteen cumplen con unos mínimos de garantías y notable credibilidad. A este respecto recordó que los bancos diseñan fondos que avanzan con cierta velocidad por encima de lo previsto. Al mismo tiempo el sector financiero es clave para financiar las tecnologías climáticas que hay que poner en marcha, ahí es donde coincide nuestro capital privado con el público de otras entidades como el BEI o el Banco Mundial como capital semilla. Junto con ello otra estrategia de inversión la más complicada de todas son políticas de exclusión con lo cual dejaremos de invertir en sectores que no contribuyen a la descarbonización de la economía, lo que no es sencillo hacerlo”.

Javier Escolano
Javier Escolano
Periodista jurídico

Contenidos destacados

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

CONTENIDOS RELACIONADOS

Abogacía de oficio: una historia de lucha y reivindicación

Los profesionales de la abogacía de oficio han tenido que salir en incontables ocasiones a reivindicar la importancia de la asistencia jurídica gratuita, siempre bajo la premisa de velar por el derecho de defensa y el acceso a la justicia a la que toda persona, sin importar su condición, debe tener acceso. De hecho, ya en 1902, en la que puede considerarse una de las primeras protestas de este colectivo, los abogados de oficio se quejaban por considerar que recibían unas retribuciones muy bajas.

Las últimas reformas impulsadas por el Ministerio para modernizar la Justicia...

Nicolas González-Cuellar, Alberto Dorrego y Ana Gómez, presidentes de las secciones de derecho Procesal, Administrativo y Laboral del Colegio de la Abogacía de Madrid analizan los cambios normativos introducidos en el Real Decreto-Ley 6/2023 para agilizar la justicia y reducir la litigación

“La abogacía será clave en el nuevo modelo de transformación que...

Sara Molina y José Ramón Moratalla lideran la sección de Innovación y Abogacía del ICAM, a la que pertenecen cerca de 1.800 colegiados de Madrid