El Supremo rectifica su criterio sobre la prestación por gran invalidez: solo es compatible con trabajos esporádicos

Sentencia del Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de fecha 20 de abril de 2024, recurso n.º 197/2023. Ponente: Excmo. Sr. D. Ángel Antonio Blasco Pellicer.

El Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo rectifica su criterio y vuelve al primigenio, conforme al cual la prestación de gran invalidez solo es compatible con un trabajo esporádico, marginal o de poca importancia en los no se requiera alta en la Seguridad Social.

El recurrente era pensionista gran invalidez por ceguera y trabajador de la ONCE como vendedor de cupones.

Fundamento jurídico destacado

El recto entendimiento del artículo 198.2 LGSS conduce a determinar que los trabajos compatibles con las prestaciones de incapacidad allí determinadas (Incapacidad Permanente Absoluta -IPA- y Gran Invalidez -GI-) autorizados por dicha norma son aquellos de carácter marginal y de poca importancia que no requieran darse de alta, ni cotizar por ellos a la Seguridad Social; es decir los residuales, mínimos y limitados y ,en manera alguna, los que constituyen la propios que se venían realizando habitualmente ni cualesquiera tros que permitan la obtención regular de rentas y que, como se ha precisado, den lugar a su inclusión en un régimen de la Seguridad Social.

Pulsar aquí para acceder a la sentencia completa

De interés profesional

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

CONTENIDOS RELACIONADOS

El Tribunal Supremo establece la compensación de penas de multa incluso...

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Penal, de 13 de marzo de 2024

Una sentencia del Supremo redefine los límites del engaño en delitos...

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Penal, de 9 de abril de 2024

Responsabilidad patrimonial del Estado por funcionamiento anormal de la Administración de...

SAN Órgano: Audiencia Nacional. Sala de lo Contencioso Sede: Madrid Sección:...

La estiba portuaria: muerte y resurrección

Estudio sobre el trazado de un nuevo régimen jurídico marcado por la sumisión a la Sentencia del TJUE, a la CNMC y al Convenio 137 de la OIT