Análisis

  • Hervé Chemouli, Presidente electo de la UIA

La UIA, una asociación internacional, dinámica y comprometida

La Unión Internacional de Abogados (UIA) es una institución abierta a todos los abogados del mundo. Facilita el crecimiento profesional y el intercambio internacional de información e ideas, promueve el Estado de derecho y la independencia y la libertad de los abogados en todo el mundo, valora la amistad, el compañerismo y el desarrollo de relaciones entre miembros. Concretamente, esto permite a los miembros dar una dimensión internacional a su actividad profesional, establecer contactos e informarse de la evolución del derecho y su impacto en la práctica profesional.

La organización con sede en París ocupa desde su creación, en 1927, un lugar único entre las asociaciones profesionales de abogados por su carácter internacional, multicultural y plurilingüe. Así, la UIA fue la primera organización en elaborar una carta sobre el ejercicio de la abogacía, aprobar una resolución sobre las prácticas multidisciplinares y una Declaración sobre los principios fundamentales de la profesión jurídica, pero también en apoyar públicamente el derecho a la salud como derecho humano fundamental y posicionarse de manera contundente a favor de la abolición de la pena de muerte, u otros temas relativos a los derechos humanos, como los principios básicos sobre el estatuto de los refugiados o la lucha contra todas las formas de esclavitud, y también sobre la preservación de la vida privada en las comunicaciones digitales.

Además, la UIA pone su dinamismo, su energía y su sólida red internacional al servicio de nuestros compañeros. Desde casi 100 años la UIA es una de las asociaciones más importantes y activas en derechos humanos y de defensa de los abogados, cualquiera que sea su origen, credo o país de residencia. Estas características hacen de la UIA una asociación diferente. Hablamos de nuestra preocupación por la «defensa de la defensa», es decir, el derecho de todo abogado a poder ejercer su profesión con total libertad e independencia, protegido de cualquier obstáculo, intimidación, acoso o injerencia en sus funciones profesionales.

Si tuviera que resumir el objetivo fundamental de la asociación, diría que tiene por meta principal promover los principios esenciales de la abogacía en el mundo, prestando especial atención a los temas de independencia y libertad a través de las actividades de su Institute for the Rule of Law (UIA-IROL). Es por esta razón que denunciamos asiduamente aquellos obstáculos que impiden el buen funcionamiento de la justicia y de los colegios de abogados legalmente constituidos.

Pero la UIA se centra también en el desarrollo profesional y organiza, en el mundo entero, seminarios y formaciones especializadas sobre temas de derecho internacional transversales que afectan a todos los países. Con sus 45 comisiones y grupos de trabajo, cada una especializada en una tipología específica del derecho, la asociación ofrece a sus miembros la ocasión de intercambiar experiencias con compañeros de todas las nacionalidades. Asimismo, constituye un potente vector para formarse una red profesional.

Un momento muy esperado dentro del desarrollo de las actividades de la UIA es el Congreso anual, que se celebra cada año en un país o un continente diferente. En 2021, la ciudad anfitriona del Congreso será Madrid, del 28 al 30 de octubre, gracias al apoyo del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y del Consejo General de la Abogacía. Este evento firma el regreso de la UIA a la actividad presencial con alrededor de cincuenta sesiones sobre temas variados de derecho (de las fusiones y adquisiciones al derecho inmobiliario pasando por el arbitraje Internacional o el derecho médico...). El Congreso presenta también dos temas principales:

  • Imitaciones y falsificaciones en el mundo del arte y de la moda
  • Transparencia y secreto: alcanzar el justo equilibrio

Este congreso será sin duda una experiencia inédita: un congreso a pequeña escala que conserva unos paneles de alta calidad y muchos elementos interactivos, todo ello aderezado con la cultura y la hospitalidad españolas. Por primera vez en la historia de la UIA, presentamos un congreso híbrido, que ofrecerá la posibilidad de participar de forma presencial en Madrid y de forma virtual para quienes lamentablemente no puedan unirse a nosotros. Deseamos que una gran parte la comunidad de la UIA pueda participar en este evento.

Como cada año, habrá eventos anejos, como la tradicional cena de gala, que se celebrará en las magníficas salas del Real Casino de Madrid, así como múltiples posibilidades para entablar contactos con abogados del mundo entero, puesto que ya hay 46 países representados.

¿Por qué Madrid? España ha ocupado durante mucho tiempo un lugar especial en el corazón de la UIA, que cuenta con una importante delegación de abogados españoles fieles y comprometidos. Actualmente preside la UIA un abogado de Valencia, Jorge Martí Moreno, de Uría Menéndez, cuyo mandato finalizará durante el congreso, y el próximo año una abogada española de Madrid será la segunda mujer a la cabeza de la asociación: Urquiola de Palacio del Valle de Lersundi, Presidenta de la Corte de Arbitraje de Madrid.

En ese intervalo, el próximo 30 de octubre asumiré en Madrid mi cargo como Presidente por un año. Mi mandato terminará en el próximo congreso de la UIA, que se celebrará en Dakar en octubre de 2022.

Mis objetivos para este año de presidencia se centran en tres temas principales, que son:

  • la promoción de la UIA, destacando su capacidad para reflexionar, en particular mediante la creación de un think tanks para hacer que surjan ideas del conjunto de los miembros en el plano internacional,
  • el desarrollo de una mayor cooperación con los países francófonos, con el fin de promover la francofonía y, al mismo tiempo, el derecho internacional en los países francófonos,
  • el apoyo particular a las distintas manifestaciones e intervenciones para promover la libertad de expresión con respecto a la uniformización que existe actualmente en las redes sociales y la estandarización de la sociedad.

Son unos objetivos ambiciosos quizás para un mandato de un año, pero responden a una necesidad por la que la UIA debe interesarse. Este será el espíritu de este mandato.

Termino con un agradecimiento muy especial a todas las instituciones españolas, tanto al Consejo General de la Abogacía Española como al Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, por haber permitido la celebración de este congreso en tan poco tiempo y en unas condiciones sanitarias difíciles.

 

Hervé Chemouli, Presidente electo de la UIA. Antiguo miembro del Conseil de l’ordre des avocats du Barreau de Paris. Antiguo miembro del Conseil National des Barreaux. www.uianet.org