Noticias
toda la actualidad del Colegio de Abogados de Madrid

La abogacía madrileña ya cuenta con un referente en Derecho Comunitario gracias a una nueva Sección del ICAM

31/10/2018

  • La nueva sección aparece con “vocación de plenitud, para dar respuesta a todas las cuestiones e inquietudes que suscita el Derecho Europeo”, apuntó el co-presidente, Juan Ignacio Signes.

Anoche, con un salón de actos repleto, el ICAM inauguró una nueva Sección dedicada a la Unión Europea y el Derecho Internacional, añadiendo así la perspectiva comunitaria a su dedicación multidisciplinar.

La diputada de la Junta de Gobierno responsable de Internacional, María Segimón, fue la encargada de presentar el acto, celebrando la creación de la Sección como nueva plataforma de debate y divulgación del Derecho Internacional: “Gracias por apostar por la Sección, por el Colegio y por la abogacía, y gracias por compartir vuestro gran conocimiento desde aquí”, declaró, dirigiéndose a quiénes se ha puesto al frente de la nueva Sección, Juan Ignacio Signes de Mesa y Sandra Gándara Gutiérrez.

Junto a los copresidentes y la diputada María Segimón intervinieron Francisco Fonseca Morillo, jefe de la representación en España de la Comisión Europea, y Rafael García-Valdecasas Fernández, antiguo miembro español del Tribunal General de la UE.

Necesidad de recibir formación de calidad en Derecho de la UE

Todos los participantes coincidieron en la importancia de recibir formación en Derecho Comunitario. Signes destacó que “los abogados madrileños no pueden desarrollar su labor ordinaria al margen de la UE”, y para García-Valdecasas, primer juez español incorporado al tribunal europeo, “un jurista que no maneje nociones básicas de Derecho Europeo no defiende a sus clientes con eficacia”.

Por eso, uno de los objetivos de la Sección es familiarizar a todos los/as colegiados/as con un Derecho que “regula múltiples ámbitos”, apuntó Signes, añadiendo que la Sección tiene “vocación de plenitud, de proporcionar respuesta a todas la inquietudes que el área comunitaria suscita”. Para ello, contará además con un consejo asesor de expertos “de extensa y reconocida trayectoria profesional y académica”, detalló Gándara.

Las consecuencias del Brexit o las inminentes elecciones europeas serán algunos de los temas que ocuparán las próximas jornadas de la Sección.

Alcance transversal y futuros retos de la UE

La transcendencia del Derecho Europeo resulta patente en la actualidad, por ejemplo en materia de protección de consumidores, en gran parte gracias a la labor del Tribunal de Justicia de la Unión, cuyas resoluciones han evidenciado “la trascendencia del Derecho Europeo en la protección de los intereses del ciudadano de a pie”, señaló García-Valdecasas. El magistrado, no obstante, se mostró preocupado por las nuevas corrientes que “ven la construcción de la UE como algo lejano y perteneciente a las élites; la inmigración como una amenaza a la pertenencia al grupo social; y hacen responsable al proyecto comunitario de la brutal crisis que ha desolado Europa”. Estas cuestiones, en su opinión, tienen la causa en los crecientes movimientos populistas: “Lo más grave es la inacción de los gobiernos europeos: su reacción es criticar estos populismos sin examinar los problemas ni las razones detrás del apoyo que reciben”, sostuvo García-Valdecasas.

Por eso la defensa del proyecto europeo a través del Derecho comunitario en el caso de los/as abogados/as es fundamental, ya que como señaló Fonseca, “la práctica forense del Derecho Europeo no es una simple trasposición (más o menos imaginativa) de lo que decide Bruselas sino que, en su dimensión holística, permite comprender cómo piensan otros”.

Sin embargo, España tiene una tarea pendiente en cuanto a su participación en las consultas públicas que realiza la Comisión a los distintos profesionales. “La presencia por escrito de España es música callada”, recriminó Fonseca, animando a los profesionales a “defender su modelo de negocio a la anglosajona”.

Gándara, por su parte, también señaló como uno de los principales retos que debe abordar la UE, de manera conjunta, “los continuos desafíos al Estado de Derecho planteados en algunos de los estados miembros, con el objetivo de reforzar los mecanismos de protección y defensa del mismo”.

A pesar de ello y pese a las críticas que en la actualidad existen en torno a la Unión Europea y los desafíos a que deberá enfrentarse, es ciertamente una de las regiones con mayor “prosperidad económica y respaldo a la defensa de los derechos fundamentales”, refirió García-Valdecasas, por eso, para el magistrado, son fundamentales foros como el que la creación de la Sección ha puesto en marcha, que sirven como “vía para poner en valor la pertenencia a la UE y los beneficios que implica”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener información de su navegación por nuestro sitio web y poder realizar análisis de navegación y, en su caso, registro de su sesión. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies. Pinche en el siguiente enlace para obtener más información más detallada, así como de la desactivación de cookies: Más información.

Acepto