Noticias
toda la actualidad del Colegio de Abogados de Madrid

Colegiadas Ilustres. Pioneras por la Igualdad

24/10/2019

Comité de Juventud Universitaria Femenina. De izquierda a derecha Loreto Tapia, Jimena Quirós, Matilde Huici, Conrada Calvo, María Arapalis, Clara Campoamor y Josefina Soriano. La Esfera, 1928. © Biblioteca Nacional

Desde la incorporación de Victoria Kent y Clara Campoamor en 1925, las abogadas del Colegio de Madrid han sido pioneras en prácticamente todos los ámbitos del Derecho. Además, con su ejemplo y compromiso, las juristas que han pasado por esta casa han contribuido de forma decisiva al desarrollo de una sociedad más justa e igualitaria. Desde estas páginas, y con la certeza de haber dejado a muchas en el tintero, OTROSÍ recuerda a algunas de esas colegiadas que, con sus trayectorias, han contribuido a visibilizar y dignificar el papel de la mujer en el mundo de la abogacía.

Victoria Kent Siano

Incorporación el 5 de enero de 1925

Después de pasar en Málaga su infancia y primera juventud y de realizar allí sus estudios, en 1920 ingresó en la Universidad Central de Madrid para estudiar la carrera de Derecho, teniendo como maestros a Luis Jiménez de Asúa y a Felipe Sánchez Román. En 1924 obtuvo el doctorado con una tesis sobre la reforma de las prisiones, y solicitó su ingreso en el Colegio de Abogados de Madrid, siendo la primera mujer que entró a formar parte de dicho Colegio en 1925.

Inicia su andadura profesional en plena Dictadura del General Primo de Rivera, dedicándose fundamentalmente al Derecho Penal y a los juicios laborales, defendiendo a obreros, ferroviarios o pescadores. En 1930 su nombre saltó a la prensa nacional e internacional al convertirse en la primera mujer que actuó como abogada en un Tribunal Militar. Su defendido ante el Tribunal Supremo de Guerra y Marina, el dirigente republicano Álvaro de Albornoz, había sido encausado por haber participado en la rebelión republicana de diciembre de 1930. El haber obtenido la absolución para su defendido le otorgó una gran popularidad y prestigio

Durante 14 meses ocupó el cargo de Directora General de Prisiones, donde impulsó una importante reforma penitenciaria. Fue elegida diputada por Madrid en las elecciones a Cortes Constituyentes de junio de 1931, siendo una de las tres únicas mujeres diputadas junto a Margarita Nelken y Clara Campoamor.

Es muy conocida su participación en el debate sobre el derecho al voto de las mujeres porque —a pesar de sus ideas feministas y progresistas (como revela su defensa del divorcio)— no se mostró partidaria de introducir en la futura Constitución republicana el derecho al voto para la mujer, porque estaba convencida de que la falta de instrucción y preparación social y política de las mujeres españolas de la época beneficiaría a la derecha católica y perjudicaría a la República.

En las siguientes elecciones generales de 1933 no salió elegida diputada, de modo que prosiguió con su labor como penalista y abogada hasta que, en febrero de 1936, volvería a obtener un escaño, esta vez por la provincia de Jaén. En junio de 1937, en plena Guerra Civil, el Gobierno de la República la nombró secretaria de la embajada de España en París para el cuidado de las evacuaciones de refugiados, especialmente los niños, a medida que caían los frentes republicanos.

Al finalizar la guerra permaneció como exiliada en París, teniendo que vivir oculta bajo el nombre de Madame Duval durante la ocupación alemana para evitar que la Gestapo la entregara a las autoridades franquistas. Tras la liberación de la capital francesa se marchó a México, donde, además de dar conferencias en la Academia Mexicana de Ciencias Penales, dio clases de Derecho Penal y fundó la Escuela de Capacitación para el Personal de Prisiones. En 1950 se trasladó a Nueva York para trabajar en la Sección de Asuntos Sociales de la Organización de las Naciones Unidas, con el objeto de realizar un estudio de los problemas de las cárceles de mujeres en el mundo, sobre todo en Latinoamérica. Desde entonces, salvo una breve estancia en España tras la muerte de Franco, mantuvo su residencia en Nueva York, ciudad en la que falleció el 25 de septiembre de 1987.

Clara Campoamor Rodríguez

Incorporación el 2 de febrero de 1925

Hija de una costurera y de un contable, nació en 1888 en el madrileño barrio de Maravillas. Tras desempeñarse en varios oficios, entre ellos como modista, dependienta de comercio y telefonista, en 1909 consiguió plaza como funcionaria de segunda clase del Cuerpo de Correos y Telégrafos del Ministerio de la Gobernación, con destinos sucesivos en Zaragoza y San Sebastián, hasta que, en 1914, gana con el núm. 1 nuevas oposiciones, esta vez del Ministerio de Instrucción Pública, lo que le permite regresar a Madrid, destinada como profesora especial de taquigrafía y mecanografía en las Escuelas de Adultas.

El 21 de marzo de 1923 consigue el título de bachiller, matriculándose luego en la Facultad de Derecho, de la que se licencia en menos de dos años. El 19 de diciembre de 1924 solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Al proclamarse la II República fue elegida diputada por el Partido Radical, formando parte de la Comisión Constitucional encargada de elaborar el proyecto de la Constitución de la nueva República, luchando eficazmente para establecer la no discriminación por razón de sexo, la igualdad jurídica de los hijos e hijas habidos dentro y fuera del matrimonio, el divorcio y el sufragio universal.

Al estallar la guerra civil viajaría a París, donde publicó en 1937 La revolución española vista por una republicana. Después viviría en Buenos Aires e intentaría regresar a España a fines de la década de 1940, pero se encontró con que estaba procesada por su pertenencia a una logia masónica. En 1955 se instaló en Lausana (Suiza) y trabajó en un bufete hasta que perdió la vista. Murió de cáncer en abril de 1972.

Matilde Huici Navaz

Nacida en Pamplona en 1890, con 17 años consigue en Bilbao su título de Maestra de Primera Enseñanza Superior, y en 1916 se trasladó a Madrid para ingresar en la Residencia de Señoritas. Tres años más tarde obtuvo titulación en la Escuela de Estudios Superiores de Magisterio y comenzó a estudiar Derecho, finalizando la carrera en 1926. Sin dejar de ejercer su profesión y continuar dando clases en la Residencia de Señoritas, participa en el Tribunal de Menores de Madrid y en el debate público y político para la reforma de la Justicia en lo referente a la situación de la mujer.

Se dedicó a la modernización del sistema de protección de menores en España desde los gobiernos de la II República Española, donde llegó a ser directora general. Se doctoró en Derecho, especializándose en Criminología, y aprovechó para su formación personal la oportunidad que le ofrecían las becas de la Junta de Ampliación de Estudios para viajar a diversos países de Europa y Estados Unidos con el fin de estudiar in situ los mejores métodos para el tratamiento de los menores delicuentes y en peligro de marginación.

Como periodista, colaboró entre 1935 y 1938 en publicaciones como el semanario Democracia, en El Socialista y en la revista Mujeres del Comité de Mujeres contra la Guerra y el Fascismo.

Miembro del Comité Nacional de la Asociación de Mujeres Antifascistas, en la Guerra Civil tuvo que seguir al gobierno republicano, primero a Valencia y luego a Barcelona. Pasó a Francia en los primeros meses de 1939 y colaboró en el Comité de Ayuda a los Refugiados desde París y Ginebra.

Huyendo de la persecución franquista, a bordo del trasatlántico Orduña llegó a Chile con su marido el 14 de mayo de 1940. Al no serle reconocida su titulación de Derecho, inició una brillante trayectoria en el campo educativo, aportando una contribución decisiva a la historia pedagógica del país con la creación de la Escuela de Educadoras de Párvulos en la Universidad.

María del Carmen Cuesta y del Muro

Incorporación el 24 de junio de 1927

Hija de un médico de Salamanca, en 1924 ya ostenta el título de Licenciada en Leyes, realizando luego el Doctorado en la Universidad de Valladolid. Para entonces ya tenía vinculación con asociaciones católicas como el Centro Obrero de Damas Catequistas de Madrid, donde en 1914 pronunció un denso ciclo de conferencias que, al cabo de cuatro años, aparecieron recopiladas en formato de libro bajo el título de La vida y el obrero.

El 15 de octubre de 1926 solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Se vincula a la Institución Teresiana fundada en 1917 por el padre Pedro Poveda y la seglar María Josefa Segovia, en cuyo Consejo Superior quedaría integrada, dedicándose a la docencia en el Instituto Católico de Segunda Enseñanza, del que sería Directora, y en la Escuela Social de Acción Católica de la Mujer, en la que ocupó una plaza de profesora de Derecho Positivo.

Se vincula desde su creación en 1927 a la Asamblea Nacional Consultiva, un pseudoparlamento de naturaleza corporativa formado en la Dictadura del general Primo de Rivera. Participa asimismo en los debates sobre la reforma del Código Civil, en los que llegó a realizar una interpelación al Ministerio de Gracia y Justicia por vía de la cual exigía que los derechos civiles de las mujeres quedasen ampliamente contemplados en las reformas legislativas.

Desde el final de la dictadura se concentra en la Institución Teresiana. A finales de 1933 embarcó rumbo a Hispanoamérica, en donde pasó buena parte del resto de su vida.

Concepción Peña Pastor

Incorporación el 31 de octubre de 1928

Concha Peña terminó el bachillerato en 1917 y, después de obtener el grado de maestra nacional, cursó tres licenciaturas, la de Filosofía y Letras, sección letras, la de Derecho y la de Medicina. Llegó a obtener el grado de Doctora en Derecho. Su actividad docente la desarrolló, en España, en el Instituto de San Isidro y en el Cardenal Cisneros, donde llegó a ser ayudante numeraria. Al mismo tiempo, ejerció la abogacía y preparó, en la modalidad de libre, las asignaturas de Medicina. Fue políglota, con dominio del latín, griego, francés, italiano y portugués.

En 1922 se la admitió como socia en el Ateneo de Madrid. El 13 de octubre de 1923 ingresó en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, de cuya sección segunda llegó a ser secretaria. También fue vicepresidenta de la agrupación de Jurados Mixtos.

Vinculada a la Agrupación Femenina de Acción Republicana, perteneció a la Asociación universitaria femenina, de cuya Junta Directiva formó parte en 1929, siendo presidenta Clara Campoamor. Luchó por el sufragio femenino y por los derechos de las mujeres.

De ideología republicana, en las elecciones de junio de 1931 se presentó como candidata del Partido Republicano Democrático Federal, en la circunscripción de Madrid, obteniendo 1.716 votos, insuficientes para lograr el escaño al que se postulaba.

Exiliada en Panamá, fue profesora universitaria de Derecho Civil (1941- 1942) y de Derecho Romano (1942 -1944). También fue subdirectora de la Biblioteca Nacional (1951), donde se ocupó en la recuperación de las obras de destacados políticos, intelectuales, literatos, filósofos y artistas.

María del Carmen López Bonilla

Incorporación el 2 de diciembre de 1930

Nacida en la propia sede del Ministerio de Justicia, en la calle de San Bernardo, al trabajar allí su padre como portero y tener vivienda en las buhardillas del Palacio, fue la primera mujer en España en obtener el título de Derecho.

Termina el Bachiller con premio extraordinario de licenciatura e hizo estudios de Filosofía y Letras por tres años previamente a iniciar Derecho, que concluye en 1921 cuando poco antes, por Real Orden de 27 de abril de 1920, dejó de estar vedada la abogacía a la mujer, siendo el Colegio de Madrid el primero en suprimir esa limitación de sus estatutos.

Es entonces cuando un Letrado del Colegio de Madrid se dirige a la Junta de Gobierno solicitando se la eximiera del pago de la cuota de incorporación, en base al mérito de ser la primera mujer que había terminado los estudios de Derecho y por “carecer de numerario”. La Junta de Gobierno acordó que, cuando ella lo solicitase, se decidiría. Seguramente el coste, cercano a las mil pesetas de la época, tuvo un efecto disuasorio que se lo impidió, junto a contraer matrimonio con su compañero de estudios José María López García. No hacerlo en aquel momento le impidió ser la primera mujer abogado en la Historia de España.

También fue una de las impulsoras para que se permitiera a las mujeres acceder a los Cuerpos Jurídicos del Notariado y de Registradores de la Propiedad. Su primer destino es en la Dirección General de Seguridad del Ministerio de la Gobernación. Posteriormente forma parte de la plantilla del Congreso de los Diputados como Jefe de negociado.

Es destinada después al Tribunal de Garantías Constitucionales como Oficial mayor, nuevamente tras ardua lucha jurídica, donde el Tribunal Supremo tiene que darle la razón en un recurso que interpuso contra el nombramiento para esa plaza de un tercero con peor derecho. Concluida la guerra, ejerció la abogacía.

Pilar Jaraiz Franco

Incorporación el 7 de abril de 1949

Abogada, catedrática y escritora. Hija de la hermana del general Franco, Pilar, conocida como la sobrina roja del general, nació en Ferrol en 1916, donde vivió hasta los 15 años en que se trasladó a Madrid y obtuvo la licenciatura en Derecho, siendo admitida en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid en 1949.

Casada con el oficial de Estado Mayor Antonio Lago, el joven matrimonio fue influenciado por las ideas liberales de la familia del marido. Ejerció la abogacía en Madrid y Zaragoza, siendo presa por las tropas republicanas con su hijo recién nacido en las primeras fases de la guerra, por el simple hecho de pertenecer a la familia de Franco. Tras la guerra civil, ganó una cátedra de Derecho Mercantil y Economía Política en Barcelona, dedicándose a la docencia en la Escuela Altos Estudios Empresariales, y estableciendo contactos con los círculos socialistas en la clandestinidad.

Hasta 1980 no empezó Pilar Jaraiz su actividad literaria. Un año después aparecieron sus memorias, con el título Historia de una disidencia, escrita «con amor y sin ira». El libro presenta a Francisco Franco al margen de sus demonios familiares —masonería, comunismo, los intelectuales—. En 1983 publica La casa roja, un alegato contra la guerra situado en la España de los años cincuenta. En 1984 publicó La hermosa tierra, una alegoría sobre el poder, el terror y la corrupción de la inocencia. Falleció el 8 de junio de 1996 en Barcelona.

Josefina Bartomeu

Incorporación el 15 de diciembre de 1949

Ejerce libremente la profesión de abogado desde 1949, perteneciendo a los Ilustres Colegios de Abogados de Madrid y Valencia. Formó parte de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y del Consejo de Redacción del Boletín del Colegio de Abogados de Madrid, al que representó en congresos nacionales. Ha sido vicepresidenta de la “International Federation of Women Lawyers”, a la que ha representado ante la ONU.

Mercedes Formica Corsi-Hezode

Incorporación el 7 de octubre de 1950

Nacida en Cádiz el 9 de agosto de 1913, en 1932 ingresó en la Facultad de Derecho de Sevilla, siendo una de las primeras alumnas matriculadas en la titulación. Allí entró en contacto con profesores formados en la Institución Libre de Enseñanza. En 1933 se produjo la separación de sus padres y su posterior traslado a Madrid.

Recién fundada Falange Española, decidió afiliarse y al poco tiempo fue nombrada delegada del Sindicato Español Universitario (SEU) de la Facultad de Derecho. En 1936 se trasladó a vivir a Málaga por razones de salud y allí fue nombrada delegada nacional del SEU y, por tanto, miembro de la Junta política del partido. El estallido de la Guerra Civil complicó su permanencia en zona republicana, por lo que en 1937 marchó a Sevilla por Tánger. Fue entonces cuando percibió la brutalidad del conflicto en ambos bandos y, tras la muerte de José Antonio, comenzó a ver la necesidad de disolver el partido en previsión de una utilización del mismo.

En 1945 inició su carrera de escritora con la publicación de una novela corta, Bodoque, y por esas fechas finalizó la carrera de Derecho. El requisito de “ser varón”, impuesto por la legislación franquista para acceder a determinadas oposiciones, truncó sus aspiraciones a ingresar en la carrera diplomática, por lo que decidió ejercer libremente su profesión. Esta situación, unida a la indefensión legal de su madre tras la separación matrimonial, concienció a Mercedes de la necesidad de reformar la situación legal referida a las mujeres.

A principios de la década de 1950 comenzó a alternar el periodismo con el ejercicio de la abogacía. En 1952 comenzó su colaboración en el diario ABC, y el 7 de noviembre de 1953 publicó el artículo titulado “El domicilio conyugal”, en el que denunciaba la discriminación por razón de sexo existente en la legislación española. El artículo desató un estado de opinión sobre el tema y una campaña a favor de una revisión jurídica con una notable proyección internacional que se concretó en una reforma del Código Civil, a través de la Ley de 24 de abril de 1958, en la que se daba un importante paso hacia la equiparación de los sexos y abría el camino a futuras reformas en el franquismo. Se llamó coloquialmente “la reformica”.

Falleció en Málaga el 22 de abril de 2002, a los 88 años de edad, víctima de la enfermedad de Alzheimer.

María de la Concepción Sierra Ordóñez

Incorporación el 6 de octubre de 1951

Licenciada en Derecho, Ciencias Políticas y Económicas por la Universidad Complutense, el 6 de abril de 1951 solicita la incorporación al Ilustre colegio de Abogados de Madrid.

Participa en 1951 en el I Congreso Femenino Hispanoamericano Filipino, al que acudieron más de doscientas mujeres de veintidós países, presentando la ponencia «La mujer en las profesiones».

Fue una de las Vocales Permanentes de las mujeres juristas en la Comisión de Codificación, junto con María Telo, Carmen Salinas Alfonso y Belén Landáburu.

Su fama en el ámbito del Derecho de Familia comenzó en septiembre de 1981, poco después de la aprobación de la Ley del Divorcio. Fue cuando defendió su primera ruptura de un contrato matrimonial. Su demanda quedó registrada como la tercera de la ventanilla de asuntos civiles.

En su amplia carrera como abogada matrimonialista defendió más a hombres que a mujeres. Miembro fundador de la Asociación de Mujeres Juristas y de la Asociación de Abogados de Familia. Vocal del Consejo Asesor del Observatorio Regional de la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid.

Entre otras distinciones, le fue concedida en 2001 la Cruz de Honor de la Orden de Raimundo Peñafort por su destacada contribución al desarrollo del Derecho. Tres más años más tarde fue nombrada vocal del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid. Fue Académica correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. Falleció en Madrid el 4 de octubre de 2012.

María Telo

Incorporación el 04 de octubre de 1952

Inició los estudios de bachillerato de letras en el Instituto de Segunda Enseñanza de Santander, por libre y bajo la enseñanza de su padre, con el objetivo de estudiar Derecho y poder opositar al Cuerpo de Notarías y Registros. La Guerra Civil interrumpió sus estudios de Derecho, que finalizaría en el año 1940 en la Universidad de Zaragoza. A comienzos de esa década su familia se trasladó a vivir a Madrid obligada por la depuración realizada a su padre tras la Guerra Civil. En el año 1944 accedió por oposición al Cuerpo Técnico Superior de Administración Civil del Ministerio de Agricultura.

En 1952 se dio de alta en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, compaginando a partir de entonces su trabajo en el Ministerio con el ejercicio libre de la profesión. En 1956 ingresó en la Federación Internacional de Mujeres Juristas (FIMCJ). Consciente de la injusta situación legal de las mujeres en España, a finales de la década de 1950 inició una importante actividad pública de denuncia de la misma.

En 1969 organizó el Consejo Anual de la FIMCJ en Madrid, y en el mismo presentó una ponencia bajo el título “La mujer en el derecho civil”, en la que denunciaba la injusta situación jurídica de las mujeres en España. El éxito del encuentro se concretó en la creación de la Comisión de Estudios y en 1971 de la Asociación Española de Mujeres Juristas (AEMJ), dependientes de la FIMCJ y bajo la presidencia de María Telo.

En 1973 ingresó, junto con otras tres mujeres juristas, en la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia (CGC), para participar en el estudio de la reforma de la situación jurídica de las mujeres en España. Su trabajo fue determinante para la aprobación de la ley del 2 de mayo de 1975, que devolvió a la mujer su capacidad plena de obrar al eliminar la obediencia al marido, la licencia marital y todas las discriminaciones por razón de sexo excepto dos, la patria potestad conjunta y la administración conjunta de los bienes gananciales, que fueron objeto de la ley de 13 mayo de 1981 sobre “Filiación, patria potestad, y régimen económico matrimonial”, en cuyo estudio participó activamente en la CGC.

Victoria Kent (4ª por la derecha) y Clara Campoamor (1ª por la dcha.) junto a María de Maeztu (5ª por la dcha.) y Margarita Xirgu (2ª por la dcha.), entre otras mujeres, en 1935.

María Mercedes Alario González-Vallarino

Incorporación el 17 de abril de 1950

Cursa sus estudios en Madrid. Obtiene la licenciatura en Derecho y el 13 de abril de 1950 presenta la solicitud de incorporación al Colegio de Abogados de Madrid, en la que consta que le fue expedido el título de Licenciada en Derecho con fecha 30 de diciembre de 1949. Ejerce como Abogada en Madrid y en Alcalá de Henares.

Colaboró junto a otras mujeres juristas en la reivindicación de los derechos de la mujer, perteneciendo a la Asociación de Mujeres Juristas. En 1969 asistió al Consejo de la Federación Internacional de mujeres juristas que se celebró en España, junto a María Telo y Gloria Bergué, entre otras.

Escritora reconocida, ha ganado distintos premios, entre ellos el III Premio de Poesía «Gregorio Parra» en 2005, y el premio «Rafael Morales» de poesía decidió concederle accésit a la obra titulada Cuando acaba la magia, de la que es autora. Escribió también Ortigas y La sed compartida.

Josefina Arrillaga Lansorena

Incorporación el 13 de febrero de 1959

Conocida con el sobrenombre de la «Amazona», Josefina Arrillaga nació el 5 de febrero de 1933. Estudia abogacía en la Universidad Central de Madrid, licenciándose el 3 de febrero de 1955. Miembro desde 1959 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, en 1968 continuó sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Múnich, donde se doctoró. Fue auxiliar de Cátedra de Derecho Procesal con el profesor Prieto Castro.

Militante socialista en la clandestinidad, vinculada a la Fundación Largo Caballero, defendió ante el Tribunal de Orden Público el derecho a la libertad de asociación y de expresión.

Conferenciante en numerosas ocasiones en ámbitos nacionales e internacionales, es autora de obras como El gran reto o Tengamos el valor de un ser humano. Ha trabajado durante varios lustros en la empresa privada.

Francisca Sauquillo Pérez del Arco

Incorporación el 27 de abril de 1967

Licenciada en Derecho, el 17 de abril de 1967 solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Tras dos años de pasantía, fundó en su casa el primer despacho laboralista de Madrid, el después conocido como despacho de Lista. Como abogada laboralista se implica en los movimientos que llevaron a la creación de las primeras asociaciones de vecinos de Madrid.

En 1973 participa en el famoso proceso 1001 del Tribunal de Orden Público que se saldó con la condena a prisión de toda la dirección del sindicato Comisiones Obreras.

Su hermano, el abogado Francisco Javier Sauquillo, miembro del PCE y de Comisiones Obreras, sería asesinado el 24 de enero de 1977 en la Matanza de Atocha. Como consecuencia de aquel atentado resultaron muertos los abogados laboralistas Enrique Valdevira Ibáñez, Luis Javier Benavides Orgaz y el referido Francisco Javier Sauquillo Pérez del Arco, así como el estudiante de derecho Serafín Holgado y el administrativo Ángel Rodríguez Leal. Resultaron gravemente heridos Miguel Sarabia Gil, Alejandro Ruiz- Huerta Carbonell, Luis Ramos Pardo y Dolores González Ruiz, esposa de Francisco Javier Sauquillo.

En el año 1969 defendió a personas con necesidades económicas en Vallecas de una de las primeras grandes estafas de vivienda en Madrid, en el llamado caso VILDA, que afectó a más de 3.000 personas, sentando jurisprudencia sobre las estafas piramidales.

También fue defensora en el consejo de guerra de El Goloso que supuso las últimas ejecuciones del franquismo en septiembre de 1975, y participó como acusación en el llamado caso de la colza en 1981. Publicó el primer libro sobre la Ley del Divorcio con formularios prácticos.

En 1979 fue cabeza de lista de la candidatura conjunta de la ORT y el Partido del Trabajo de España (PTE). Posteriormente se vincula al PSOE y se integra como independiente en la candidatura de dicho partido en las primeras elecciones a la Asamblea de Madrid en 1983, resultando elegida. Como parlamentaria autonómica fue designada senadora por la Comunidad de Madrid en tres legislaturas, permaneciendo en la Asamblea de Madrid hasta ser elegida eurodiputada en 1994, condición que mantuvo hasta 2004. Formó parte de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE entre 1994 y 2000.

Presidenta y fundadora del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad, a lo largo de su trayectoria ha recibido numerosos galardones por su labor social y en favor de los Derechos Humanos. Es autora de numerosos libros, artículos y ponencias sobre el desarme, la paz, los derechos humanos, la resolución negociada de conflictos, la ayuda humanitaria, la cooperación para el desarrollo, la inmigración y los movimientos feministas. En mayo de 2016 fue nombrada Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid.

María Cristina Almeida Castro

Incorporación el 8 de agosto de 1968

Hija del periodista Manuel Almeida Segura, cursa estudios de Derecho en la Universidad Central de Madrid. El 29 de septiembre de 1967 solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y desde entonces ejerce la abogacía como laboralista, ante los tribunales de justicia, y como penalista, especialmente ante el Tribunal de Orden Público (TOP). En 1977 fue una de las abogadas de la acusación en el juicio por la Matanza de Atocha.

Elegida en 1979 concejal en el Ayuntamiento de Madrid por el Partido Comunista de España, formaría parte del equipo municipal dirigido por Enrique Tierno Galván como Presidenta de la Junta Municipal del distrito de Fuencarral. En 1981 sería expulsada, junto a otros miembros del sector renovador del PCE, al enfrentarse al entonces secretario general Santiago Carrillo.

Con la llegada de la democracia, continúa con su trabajo profesional, sobre todo a favor del feminismo y en la lucha por los derechos de la mujer. Participa en las conferencias mundiales organizadas por las Naciones Unidas en Nairobi, en 1985, y en Pekín, en 1995. Se integra en la coalición electoral de Izquierda Unida en 1986, siendo elegida diputada en 1989 y en 1996.

Forma parte del Partido Democrático Nueva Izquierda, dentro de Izquierda Unida, pero finalmente abandona la coalición, pasando a ser cabeza de lista para las elecciones a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por la coalición PSOE-Progresistas (que integraba al PDNI). Es elegida Senadora por designación autonómica entre 1999 y 2003.

En 1995 funda con Ana Clara Belío el despacho profesional ABA, especializado en Derecho de Familia y Derecho Laboral, además de otros asuntos de Derecho Civil.

Ángela Cerrillos Valledor

Incorporación el 1 de junio de 1968

Licenciada en Derecho el 9 de mayo de 1968, solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid presentando el título expedido por el Ministerio de Educación.

Participa en la constitución en 1975 del Colectivo Jurídico Feminista, dedicado a la defensa de los derechos de las mujeres, y a promover las reformas legislativas necesarias para suprimir las discriminaciones por razón de sexo.

En 1979 es elegida presidenta de la Librería de Mujeres, Centro de Encuentro de Madrid. En 1983 participa en la constitución de la Comisión de Investigación de Malos Tratos a Mujeres, en la que ha sido vicepresidenta, y de la Asociación de Ayuda a Mujeres Violadas.

Socia fundadora en la Asociación Española de Abogados de Familia, de la que fue secretaria hasta 2001, ha sido directora de las Jornadas Anuales de Estudios de dicha Asociación. También fue presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis y en 2015 fue distinguida con la Medalla de Honor del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Desde enero de 2018 es diputada segunda de la Junta de Gobierno del ICAM, donde preside la Comisión Delegada de Igualdad, Diversidad e Inclusión.

Manuela Carmena Castrillo

Incorporación el 9 de diciembre de 1968

Se licencia en Derecho en 1965 por la Universidad Complutense de Madrid, año en que se afilia al Partido Comunista de España. Solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y poco después funda el despacho laboralista de Atocha, donde, en 1977, un atentado de la extrema derecha provocó la muerte de varios de sus compañeros y una gran consternación en toda España.

Defensora de los obreros y detenidos durante la dictadura franquista, en enero de 1981 abandona las filas del PCE y comienza a ejercer en la carrera judicial como juez de vigilancia penitenciaria y titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Madrid. En 1986 recibió el premio nacional de Derechos Humanos.

Ha sido vocal del Consejo General del Poder Judicial y delegada para el País Vasco, jueza decana de Madrid y jueza de Vigilancia Penitenciaria. Es una de las fundadoras de la asociación progresista Jueces para la Democracia. Presidenta-Relatora del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas, en esa condición visitó Guinea Ecuatorial, Honduras, Nicaragua y Sudáfrica, entre otros países. En 2008 fue distinguida con el Premio Manuel de Irujo.

En 2010 se retiró de la judicatura y poco después abandonó la jubilación para desarrollar una importante labor en relación con las víctimas de abusos policiales en la comisión dependiente de la Dirección de Derechos Humanos del Departamento de Justicia del Gobierno vasco. Funda una ONG llamada Cosiendo el Paro, que en 2011 se convierte en Yayos Emprendedores, empresa comercializadora de creaciones realizadas por presos.

En 2015 se presenta a las elecciones municipales por la formación Ahora Madrid y el 13 de junio de ese año se convierte en la alcaldesa de Madrid gracias al apoyo del PSOE. El 26 de mayo de 2019 gana las elecciones municipales, pero no logra sumar una mayoría suficiente para revalidar el cargo. El 17 de junio renuncia a su acta de concejala y anuncia su retirada de la vida política.

Cristina Alberdi Alonso

Incorporación el 29 de enero de 1971

Estudia Derecho en la Universidad Complutense de Madrid, obteniendo la licenciatura en 1968. En 1969 comenzó a trabajar como pasante en un despacho de abogados y en enero de 1971 solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Además de ejercer la abogacía, durante la Transición participó como asesora en los trabajos preparatorios de la Constitución y en las leyes de reforma de los códigos Civil y Penal.

En octubre de 1985 fue elegida vocal del Consejo General del Poder Judicial, a propuesta del PSOE, y se convirtió en la primera mujer que accedía a este puesto. En 1990 retoma el ejercicio de la abogacía hasta que es nombrada Ministra de Asuntos Sociales en el último gobierno de Felipe González (1993-1996). Durante la presidencia española de la UE, en 1995 Alberdi fue portavoz de la Unión Europea en la IV Conferencia Mundial de la Mujer en Pekín. Tras afiliarse al PSOE ese mismo año, en 1996 es elegida diputada en el Congreso por la provincia de Málaga, y en 2000 por la provincia de Madrid. Fue presidenta de la Federación Socialista Madrileña (FSM) entre octubre de 1997 y octubre de 2000. En 2003 deja el PSOE y en febrero de 2004 es nombrada presidenta del Consejo Asesor del Observatorio contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid.

Ángeles Amador Millán

Incorporación el 13 de marzo de 1973

Licenciada en derecho por la Universidad Complutense de Madrid, realizó estudios de postgrado en Harvard y Estrasburgo. El 20 de febrero de 1973 solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid presentando el título de licenciada en Derecho expedido por el Ministerio de Educación y Nacional el 10 de enero de 1973.

En 1982 se convirtió en la primera mujer en ser diputada de la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, cargo que volvió a ocupar en 2008 como diputada cuarta en el Decanato de Antonio Hernández-Gil.

Entre 1986 y 1991 fue Secretaria Técnica del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo. Posteriormente, en 1991, José Antonio Griñán la nombró Subsecretaria del Ministerio de Sanidad. El 6 de junio de 1993, Felipe González la nombró Ministra de Sanidad, siendo la primera mujer que accedía al puesto desde Federica Montseny en 1936. En su etapa al frente del ministerio abordó la libre elección de médico especialista y pediatra , y amplió la cobertura pública a salud bucodental infantil y psiquiatría

Ha sido diputada del Congreso durante las legislaturas sexta y séptima y en el año 2002 se incorporó al ejercicio activo del derecho, con especial dedicación al ámbito civil y mercantil. Fue miembro del Consejo de Administración de Red Eléctrica de España desde mayo de 2005 a febrero de 2017.

Lidia Falcón O’neill

Incorporación el 15 de marzo de 1974

Licenciada en Derecho, Arte Dramático y Periodismo y doctora en Filosofía, el 22 de noviembre de 1973 solicita el ingreso en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid manifestando ser licenciada en derecho, figurando incorporada en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona. Militante del PSUC, sufre persecución por sus ideas políticas durante la dictadura franquista. En 1976 crea el Colectivo Feminista de Barcelona.

Destaca por su defensa del feminismo en España, especialmente durante la Transición. Es fundadora de la revista “Vindicación Feminista”, y de la revista feminista “Poder y Libertad”, que actualmente dirige. Asimismo, es fundadora y presidenta del Club Vindicación, de Vindicación Feminista publicaciones, del Partido Feminista de España y de los Tribunales de Crímenes contra la Mujer. Asiste a la Ferias del Libro Feminista y a los principales foros internacionales de Bruselas, Londres, Nairobi y Beijín.

En el Movimiento Feminista de España participó en las movilizaciones en reclamación de la igualdad ante la ley, de la igualdad constitucional, de la promulgación de la ley de divorcio y de la ley de aborto. Redactó la propuesta de ley de divorcio que fue adoptada por 37 organizaciones feministas. Entre 1976 y 1985 impartió un seminario sobre Feminismo en la Universidad Complutense de Madrid.

Participó en la V Feria Internacional del Libro Feminista en Ámsterdam (Holanda) en 1992. Participó en la Conferencia de la mujer organizada por la ONU en Pekín en el año 1995. Fundó la Confederación de Organizaciones Feministas del Estado Español, proyecto electoral que propone una candidatura feminista para las elecciones al Parlamento Europeo en 1996. Fue cabeza de lista en la campaña electoral para el Parlamento Europeo por la Confederación de Organizaciones Feministas del Estado Español en 1999. Imparte conferencias y cursos sobre feminismo en diversas universidades de Estados Unidos desde 1982 hasta la actualidad.

Ha publicado 42 libros, entre otros: “Mujer y Sociedad”, “Cartas a una idiota española”, “La Razón Feminista” Tomos I y II, ”Violencia contra la mujer”, “Mujer y Poder Político”, “Los Nuevos Mitos del Feminismo” y “Los Nuevos Machismos”, que han sido traducidas a varios idiomas. Su obra autobiográfica comprende los títulos: “Los hijos de los vencidos”, “En el Infierno”, “Viernes y 13 en la calle del Correo”, “Memorias Políticas” y “La vida arrebatada”.

Consuelo Abril

Incorporación el 06 de marzo de 1975

Abogada en ejercicio desde 1975, acumula una larga experiencia volcada en los problemas de la mujer. Presidenta de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres de España y profesora de Derecho del Instituto Internacional, es además miembro de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas, cofundadora de la Revista Vindicación Feminista y de la Librería de Mujeres, coautora del libro “El Divorcio” y autora del libro “Relaciones Maternofiliales”, encargado por la Comunidad de Madrid.

Colaboradora en diferentes medios de comunicación como experta en temas de género, en su amplia trayectoria profesional cabe destacar también su participación en numerosas campañas españolas contra los malos tratos; la elaboración de varios Anteproyectos de Ley, referidos específicamente a eliminar discriminaciones por razón de sexo y de violencia de género; sus comparecencias en Instituciones Públicas Españolas y su asistencia, como ponente, a numerosos Congresos Nacionales e Internacionales en los que aborda especialmente temas sobre Derecho de Familia y Violencia de Género.

Beatriz Monasterio Chicharro

Incorporación el 20 de marzo de 1975

Ha dedicado su larga trayectoria como abogada a la defensa de los derechos de las mujeres y las niñas y a la defensa de los derechos humanos en general. Ha sido abogada en el Tribunal Tutelar de Menores, donde realizó labores de asesoramiento, y ha colaborado en el Primer Plan de Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, creado en 1985. Fue precursora del Fórum Política Feminista que surge ese mismo año para convertir los problemas de las mujeres en cuestiones políticas.

Integrante del Turno de Oficio del Colegio de Abogados de Madrid, ha pertenecido al Turno de Violencia de Género desde su creación. También ha sido impulsora de un programa de “Asistencia a Mujeres víctimas de maltrato en el ámbito familiar” creado para que las mujeres tuvieran asesoramiento jurídico y defensa como acusación particular en los juicios de faltas por maltrato, en un momento en que la mayoría de estas denuncias se tramitaban por esta vía y no era preceptiva la intervención letrada.

Incansable activista, ha trabajado en las convocatorias de manifestaciones del 8 de marzo, en la campaña de Mujeres al poder, en la Red Europea de Mujeres o en la IV Conferencia Mundial de la Mujer de Bejing de 1995. Además, ha compaginado la abogacía con su trabajo en la Asociación Libre de Abogadas y Abogados participando activamente en las áreas de la Mujer y de Defensa de la Defensa de dicha asociación.

Victoria Ortega Benito

Incorporación el 27 de enero de 1989

Es doctora en Derecho por la Universidad de Valladolid y abogada en ejercicio desde 1981. Fue decana del Colegio de Abogados de Cantabria entre 2000 y 2008, siendo la primera mujer que accedía al cargo en los 164 años de su existencia. También fue vicepresidenta del Consejo General de la Abogacía Española, entre 2002 y 2008, y secretaria general de este organismo desde febrero de 2011 hasta diciembre de 2015. En las elecciones celebradas en enero de 2016 fue elegida presidenta del CGAE.

Fue además una de los doce consejeros del Consejo, elegida por el Pleno en febrero de 2009 y reelegida en marzo de 2014. Ha sido vocal de la Comisión Institucional para la determinación, estudio y propuesta de los elementos esenciales de la nueva Ley de Planta y Demarcación Judicial del Ministerio de Justicia, creada en mayo de 2010.

En cuanto a su actividad académica, es profesora titular de Derecho Procesal en la Universidad de Cantabria desde 1992, y ha realizado diversas publicaciones y textos monográficos sobre Derecho Procesal y Administrativo.

Fue presidenta de la Unión Profesional de Cantabria entre 2001 y 2008. En abril de 2018 fue elegida por aclamación primera presidenta de Unión Profesional. En 2009 recibió la Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía y la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort, el máximo galardón que otorga el Ministerio de Justicia.

Sonia Gumpert

Incorporación el 3 de junio de 1993

Nacida en Madrid en 1966, se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid. En 1993 cursa un Máster sobre las Comunidades Europeas y pasa a formar parte del Colegio de Abogados de Madrid, ejerciendo desde entonces la abogacía con especialidad en Derecho Internacional Privado y Derecho Procesal en ámbitos civil y mercantil. Tras ganar las elecciones celebradas el 18 de diciembre de 2012, se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo de decana en la historia del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Bajo su mandato se celebraron las primeras cinco ediciones de la Cumbre de Mujeres Juristas.

Como reconocimiento al servicio prestado con su dedicación y trabajo al frente de la Junta de Gobierno del ICAM y como vicepresidenta de la Abogacía Española, el Pleno del Consejo le concedió la Gran Cruz al mérito en el servicio de la Abogacía.

También ha recibido la Cruz Distinguida de Primera Clase de San Raimundo de Peñafort, en reconocimiento a los servicios prestados y a su contribución al desarrollo y perfeccionamiento del Derecho y la Jurisprudencia.

Actualmente es socia directora del despacho Monereo Meyer Marinel-lo.