Table of Contents Table of Contents
Previous Page  5 / 72 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 5 / 72 Next Page
Page Background

EdItORIAl

otrosí

|

Número 14

| 2017

5

Cumplir con nuestra obligación

T

odos estos años no hemos cesado de

repetir nuestra concepción del Cole-

gio como un centro de servicios, tanto

al Colegiado como a la sociedad a la

que nos debemos en nuestro devenir

diario. Desde esa perspectiva y sin ol-

vidar el día a día, la Junta de Gobierno ha trabajado

en dar cumplimiento a los compromisos adquiridos.

Faltaba uno, posiblemente esencial, en el que se

ha estado trabajando desde hace tiempo y del

que enseguida percibimos que había que dar

un paso adelante significativo y, si se nos apura,

revolucionario. Nos referimos, claro está, a la fi-

gura del “Defensor del Abogado”. En un sentido

estricto, siempre el Abogado ha estado defendido

por la Decana y la Junta de Gobierno, pero en

una concepción más amplia se hacía necesario ir

mucho más allá.

Contábamos con un Observatorio de la Justicia que

en su loablemisión recibía las quejas y daba el curso

correspondiente a las mismas, pero en el fondo no

dejaba de ser una herramienta, incluso desconocida

en amplios sectores del Colegio, que no llegaba

a poner en valor, por mucho que sus integrantes

se empeñasen, cuanto en el Colegio se hacía por

mejorar la Justicia en el día a día. Observar no es

hacer y creemos que si algo ha caracterizado a esta

Junta de Gobierno es su carácter proactivo. Hacer

cosas. Con mayor o menor acierto, pero siempre

de buena fe y con la mira puesta en servir a los

colegiados y a la sociedad.

Ha tardado, pero creemos que ha merecido la pena.

El Defensor del Abogado se conforma como una

aplicación para teléfonos móviles que permite

interactuar al Colegiado y al Colegio y trasladar

qué está ocurriendo casi en tiempo real en nuestra

actividad diaria ante los tribunales. Es la forma en

que los Abogados de Madrid queremos hacer oír

nuestra voz y contribuir, de ese modo, a mejorar

la calidad de la Justicia.

Una vez más, nuestro Colegio ha sido pionero en

dotar a la Abogacía de un instrumento de una utili-

dad que es posible no lleguemos siquiera a imaginar.

En las manos de todos está conseguirlo y no será tu

Colegio el que se quede atrás. Hemos dotado al De-

partamento de losmejores recursos para que así sea.

Desde aquí os animamos a que visitéis la página web

www.defensordelabogado.es

y por descontado

a que incorporéis la app a los recursos de vuestro

teléfono móvil, con la absoluta seguridad de que

os será de gran utilidad.

En este número de

Otrosí

dedicamos un espacio

importante a esta iniciativa, de la que esta Junta

de Gobierno se siente orgullosa y que definimos

como instrumento y no como arma. No es una

herramienta contra nadie, al revés, se constituye

como un medio para denunciar aquello que en-

tendemos se hace mal, pero también para alabar

lo que se hace bien, que no es poco.

El objetivo es, sencillamente, contribuir de forma

activa a tan necesaria mejora de nuestra Admi-

nistración de Justicia. En definitiva, cumplir con

nuestra obligación.

la Junta de gobierno

El defensor del Abogado se cons-

tituye como un medio para de-

nunciar aquello que entendemos

se hace mal, pero también para

alabar lo que se hace bien