Table of Contents Table of Contents
Previous Page  6 / 72 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 6 / 72 Next Page
Page Background

EdItORIAl

6

otrosí

|

Número 12

| 2016

EL MAYOR DESAFIO PARA EUROPA Y EL PAPEL DE LA ABOGACIA

Sin duda, la denominada Crisis de los Refugiados ha cobrado un papel protagónico desde que la llegada

de personas que huyen de la guerra en Siria ha hecho que volvamos los ojos hacia una realidad aterra-

dora: esos más de 65 millones de personas que en el mundo han tenido que abandonar sus hogares y

se encuentran en situación de desamparo absoluto.

Europa, un continente arrasado por la guerra, la destrucción, el dolor y la muerte hace apenas 60 años,

se puso en pie y se conjuró para evitar que aquello volviera a suceder. Y lo hicimos de la única manera

posible en la que se articula y se construye la paz y la convivencia: a través del Derecho, a través de los

derechos y libertades que inspiran la creación de un nuevo espacio físico y jurídico en nuestro continente.

Unas décadas después, tras el impacto de la crisis económica en Europa y la desigualdad que persiste

entre las orillas Norte y Sur del Mediterráneo, así como los conflictos y guerras que asolan nuestro

entorno, Europa ha entrado en una suerte de implosión existencial. Necesitamos mantener nuestra

postura y el sentido último y primigenio de nuestra profesión: garantizar la defensa de los derechos y

libertades de la ciudadanía, especialmente de quien más nos necesita.

Debemos asegurarnos de su eficiencia y calidad de la asistencia jurídica gratuita a través de la gestión

y formación de nuestros compañeros y compañeras. Y

no podemos olvidarnos de nuestra obligación de sen-

sibilizar a la ciudadanía y prevenir actitudes xenófobas

en nuestra sociedad.

Por ese motivo, el pasado mes de septiembre, levan-

tamos la “Valla de la vergüenza” en nuestra sede de

la Calle Serrano, parte de la

Exposición 11 Vidas, 11

maletas

que ha puesto en marcha el Consejo General

de la Abogacía Española. Y lo hicimos en el contexto

de otras acciones que queremos impulsar.

Desde nuestro Colegio de Abogados, el más grande de Europa, estamos liderando ahora, bajo auspicio

de la Federación Europea de Colegios de Abogados, un proyecto para ayudar a paliar el déficit detectado

en la Asistencia Jurídica Gratuita a los solicitantes de asilo en Grecia, con el apoyo del Ayuntamiento

de nuestra ciudad.

Frente a la abogacía se levanta hoy un gran desafío: defender los derechos de las personas, no solo

en nuestros “lugares” naturales, las comisarias, administraciones, juzgados, centros de detención…

Estamos obligados, además, a entender la responsabilidad social de nuestra profesión en contribuir a

que la Europa contemporánea, ante la mayor encrucijada de su Historia, decida caminar por la senda

de la razón y los Derechos Humanos. De lo contrario, renunciaremos a nuestras conquistas y valores.

Renunciaremos a nuestras democracias, y estaremos poniendo en grave riesgo la existencia misma

de las libertades de todos y todas los que ahora nos consideramos privilegiados en un primer mundo

que carece de la humanidad y la empatía ante el sufrimiento de los hombres, mujeres, ancianos y

niños que llaman a nuestras puertas con la única ambición de poder sobrevivir. Su único delito es

querer vivir.

la abogacía no puede per-

manecer impasible ante

toda esta situación