29 de julio de 2014
Anticorrupción rechazó su denuncia

El sindicato de cajas de ahorros volverá a denunciar al Banco de España y a gestores de varias entidades

La Confederación Intersindical de Cajas (CIC) volverá a presentar una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra los dos últimos gobernadores del Banco de España y los directivos de varias cajas de ahorros por las presuntas irregularidades cometidas en la gestión de las entidades financieras.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Según confirmaron fuentes del sindicato a Europa Press, los servicios jurídicos de CIC están analizando la gestión de al menos seis cajas de ahorros por las presuntas irregularidades cometidas en operaciones inmobiliarias de alto riesgo, así como la concesión de créditos que resultaron ser "auténticas estafas".

Las mismas fuentes explicaron que están recopilando numerosa documentación donde se describen estas presuntas irregularidades para determinar los hechos concretos constitutivos de presunto delito y presentar así una nueva denuncia ante Anticorrupción a finales de este mes.

El pasado 29 de mayo, Anticorrupción desestimó por no denunciar hechos concretos la denuncia presentada por la CIC contra el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y su antecesor en el cargo, Jaime Caruana, así como contra los directivos de las cajas intervenidas por no frenar el riesgo que acumulaba el sector financiero con su exposición al ladrillo.

El sindicato consideró en su denuncia que todos ellos son "presuntos autores de un delito de prevaricación por omisión y como responsables de la nefasta situación que atraviesan las entidades financieras en España". CIC concretará ahora sus acusaciones.

De esta forma, la Fiscalía denegó las pruebas aportadas por CIC entre las que se encontraba el informe elaborado por la Asociación de Inspectores del Banco de España, con fecha 25 de mayo de 2006, en el que se advertía al entonces ministro de Economía, Pedro Solbes, de la exposición al ladrillo.

Este informe también consta como prueba en la querella presentada este jueves por la plataforma 15Mpararato ante la Audiencia Nacional contra el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y el consejo de administración de la entidad en la época de su salida a bolsa por presuntos delitos societarios, falsedad documental, publicidad engañosa y administración desleal.

El informe de los inspectores del Banco de España informaba de la existencia de "motivos suficientes para la preocupación" por la exposición de los bancos al sector inmobiliario y el riesgo de que los errores "acabaran siendo transferidos a la sociedad en conjunto".

Asimismo, CIC también ha aportado un informe elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) un año después en el que también se advertía a España de una posible 'burbuja inmobiliaria'.