18 de abril de 2014
TRIBUNAL SUPREMO. PENAL

CUESTIÓN DE COMPETENCIA

AUTO DEL TRIBUNAL SUPREMO, SALA DE LO PENAL, DE FECHA 28 DE MARZO DE 2012, RECURSO Nº 20380/2009.

El Supremo otorga a los juzgados locales la competencia en la investigación sobre las fosas de la Guerra Civil y del Franquismo.

FJCO 1 El titular del Juzgado de Instrucción Central n.º 5 dictó un auto de fecha 16 de octubre de 2008. En él daba cuenta de la recepción de diversas denuncias por hechos criminales consistente en muertes, torturas, detenciones ilegales de personas, a partir de 1936, durante los años de la guerra civil y la inmediata posguerra, producidos en diferentes puntos de la geografía española.
 
(…) se declaraba competente para practicar la correspondiente Investigación.
 
(…) Con fecha 18 de noviembre de 2008, el mismo instructor —en el que ya era sumario 53/2008— dictó nuevo auto resolviendo inhibirse a favor de los Juzgados de Instrucción de las localidades en cuyos partidos pudieran hallarse los restos de las víctimas de los delitos denunciados.
 
(…) la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en pleno dictó auto de 2 de diciembre de 2008, declarando la falta de competencia objetiva del Juzgado Central n.º5 para la investigación de las acciones a las que se refería la resolución aludida, y dejando sin efecto las actuaciones a las que la misma había dado lugar

 
Como resultado de ese acuerdo del pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, mantendrían, pues, su vigor como tales denuncias (en concreto y para lo que aquí interesa), las que acabaron dando lugar a las Diligencias previas n.º 3209/2009 del Juzgado de Instrucción n.º 3 de Granada y a las de n.º 427/2009 del Juzgado de Instrucción nº 2 de San Lorenzo del Escorial (Madrid), sobre las que versan las dos cuestiones de competencia negativa ahora objeto de consideración.
 
FJCO 2 (…) Por las actuaciones del magistrado titular del Juzgado Central de Instrucción n.º 5, a las que acaba de hacerse referencia, se siguió contra él, en esta Sala Segunda, la causa especial n.º 20048/2009 por posible delito de prevaricación, que concluyó con sentencia absolutoria (n.º 101/2012) del pasado 27 de febrero de 2012.
 
FJCO 4 “Excluida ya, en general, la posibilidad del enjuiciamiento penal de los autores de los actos de que se trata, es claro que esa clase de legítimas pretensiones no podrá canalizarse hacia el proceso penal ni llegar a concretarse en declaraciones de responsabilidad ex delicto a cargo de aquellos.
 
No obstante, esto no deberá ser obstáculo para que, en presencia de indicios objetivables de la existencia de restos de posibles víctimas de delitos susceptibles de localización —salvo cuando de la propia noticia contenida en la denuncia o querella se derive la inexistencia de responsabilidad penal actualmente exigible— pueda instarse del Juez de Instrucción competente según el art. 14,2 Lecrim, la práctica de las diligencias dirigidas a datar aquellas acciones criminales y, si fuera necesario, a la identificación de los afectados, para proceder luego, consecuentemente, en derecho. Pues si hay algo inobjetable desde cualquier punto de vista —por imperativo del respeto debido a la dignidad de todas las personas (art. 10,1º CE), y hasta por razones de policía sanitaria mortuoria (D. 2263/1974, de 20 de julio)— es que los restos de quienes hubieran sufrido muertes violentas no pueden permanecer en el anonimato ni fuera de los lugares propios de enterramiento. Y tampoco cabe imponer a sus familiares el gravamen representado por tal clase de situaciones, moral y jurídicamente insostenibles.
 
FJCO 5 “ (…) Debe concluirse en el sentido de que, a tenor de lo resuelto por  la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en su auto de 2 de diciembre de 2008, asumido por esta sala en la sentencia n.º 101/2012, de 27 de febrero, la competencia para continuar con el trámite de las Diligencias previas 3209/2009 del Juzgado de Instrucción n.º 3 de Granada y las de n.º 427/2009 del Juzgado de Instrucción n.º 2 de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), corresponde, respectivamente, a cada uno de estos órganos.”

AdjuntoTamaño
AUTO DEL TRIBUNAL SUPREMO, SALA DE LO PENAL, DE FECHA 28 DE MARZO DE 201237.54 KB